Piden prisión preventiva a “ordeñadores”

143
ordeñadores

CLAUDIA SALAZAR /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública Álvaro Vizcaíno advirtió sobre la necesidad de aplicar “prisión preventiva oficiosa” a quienes portan armas y roban combustible.
Durante el foro Reformar para Mejorar el Sistema de Justicia Penal en México, el funcionario federal aseguró que este ha dado resultado, sin embargo, reconoció, se requieren ajustes y madurar su operación, sin una contrarreforma.
“El nuevo sistema no es responsable del aumento de delitos. El incremento de la incidencia delictiva es multifactorial, pero principalmente hay que señalar dos o tres factores: hay más armas en las calles, y en consecuencia hay más homicidios dolosos cometidos con arma de fuego.
“Tenemos un sistema en el que están fallando algunos operadores y están fallando algunas instancias del propio sistema que no se construyeron bien o que no han terminado de madurar”, detalló.
Para el gobierno federal, explicó, la llamada “puerta giratoria”, la salida de presos que vuelven a delinquir, puede resolverse si se aplica prisión preventiva oficiosa en algunos casos, como es el robo de combustibles y la portación de arma. Esto, aseguró, sin que implique una contrarreforma.
Ejemplificó que el robo de combustible está valuado en 20 mil millones de pesos al año, lo que significa tres veces más de los recursos que tiene el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, que alcanza los 7 mil millones de pesos.
Debido a que los huachicoleros subieron el precio de combustible de ocho a 11 pesos, las ganancias no son las mismas, por lo que han tenido que emigrar a otros ilícitos para pagar la “nómina” de delincuentes, por lo que es necesario evitar que salgan de la cárcel.
“Hoy se vuelve fundamental que los homicidios dolosos cometidos con armas de fuego, como el robo de hidrocarburos, merezcan prisión preventiva oficiosa. La violencia podrá disminuir en la medida en que quienes compran o acopian armas de alto poder no queden en libertad, no podemos subestimar que quienes portan armas las usan para diversos delitos graves”, dijo.
También, agregó, deben reforzarse las unidades de medidas cautelares (Umecas) de los estados.
Para ejemplificar que el sistema funciona, Vizcaíno afirmó que en 2006 había 84 mil personas procesadas y sentenciadas por robos menores a 2 mil pesos; y entre 2008 y 2016, 70 mil personas evitaron sufrir prisión preventiva gracias a que fueron resueltos esos casos mediante justicia alternativa.
“El sistema es mejor que el que teníamos, no queremos una contrarreforma, queremos que el sistema responda las expectativas de la sociedad, que los mexicanos confíen en el sistema, que los haga sentirse más seguros y no que les genere una percepción de inseguridad.”

No votes yet.
Please wait...

Comentarios