Pachuca.- Ante el cambio de régimen político, la presidenta del Consejo Supremo Hñahñu (CSH) Anayeli Mejía llamó a que los pueblos indígenas no sean marginados del desarrollo económico, así como a evitar la polarización de la sociedad a través de la unidad.

“Estamos ante una disyuntiva nacional por el cambio de régimen político, donde una vez más la cohesión de todos los mexicanos es la que debe prevalecer sobre la división.

Los pueblos indígenas anhelamos contribuir para hacer un México y un Hidalgo mejor para todos; contribuir, pero no ser excluidos del desarrollo ni marginados del crecimiento económico”, declaró en su mensaje a los comités municipales del CSH.

En días recientes fue publicada la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, que da vida al nuevo organismo del gobierno federal encargado de velar por el desarrollo de las culturas originarias.

Dicha legislación establece en sus artículos 12, 18, 28 y 29 que el instituto contará con un Consejo Nacional de Pueblos Indígenas, integrado por representantes de organizaciones que trabajen por los derechos y el desarrollo de los pueblos originarios.

Ellos podrán participar, analizar, opinar y hacer propuestas en las sesiones de la junta de gobierno, así como en el mecanismo; en ambas instancias podrán formular las políticas públicas transversales para la implementación de los derechos de los pueblos indígenas, así como para su desarrollo integral, intercultural y sostenible.

En ese sentido, el CSH buscará integrar parte de la junta de gobierno y del mecanismo, con el propósito de verificar que los recursos públicos sean dirigidos a las comunidades indígenas y los programas sociales no sean utilizados para crear clientelas políticas, explicó la presidenta.

También, buscarán aportar la experiencia que el CSH ha obtenido en 40 años de labor ininterrumpida en la gestión de proyectos exitosos de desarrollo comunitario, cultural, migratorio, económico, jurídico y político en favor de los 68 pueblos indígenas del país, puntualizó Anayeli Mejía.

La dirigente hizo las declaraciones en el marco de la tradicional cena de fin de año del Consejo Supremo Hñahñu, la cual convoca a habitantes de las regiones indígenas de la Sierra Otomí-Tepehua, Sierra Gorda, Tepeji y Huasteca.

Comentarios