La diputada Noemí Zitle presentó un exhorto para que los 84 municipios analicen los permisos y patentes

Pachuca.- Con el objetivo de preservar el sano desarrollo de niñas y niños, la diputada local del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Noemí Zitle Rivas presentó un exhorto para que los 84 municipios revisen los permisos y patentes de establecimientos de venta de bebidas alcohólicas que generan ruido cerca de instituciones educativas.

Dentro de su exposición de motivos, la legisladora mencionó que la educación es un pilar fundamental para el desarrollo de la sociedad, ya que en ese espacio se transmiten valores y competencias fundamentales para la vida en común.

Por tal motivo, enfatizó que los distintos niveles de autoridad deben salvaguardar y generar las condiciones para que la enseñanza no se vea alterada o puesta en riesgo por diversas amenazas, entre ellas el consumo de alcohol en niños, niñas y adolescentes y los establecimientos cercanos a las escuelas que venden esas bebidas a infantes.

Además, dijo que el ruido que generan esos espacios contraviene los propios procesos de enseñanza-aprendizaje y limita el pleno desarrollo de las infancias, por lo que las escuelas constituyen un espacio que debe ser protegido por la autoridad municipal en atención al mandato constitucional de protección a la niñez y de acceso a la educación.

“La presencia de establecimientos que venden bebidas alcohólicas en las cercanías de las escuelas supone un riesgo para los niños, niñas y adolescentes, así como para las comunidades de enseñanza-aprendizaje, de allí que se requiera la urgente atención de la autoridad municipal para resolver este problema haciendo cumplir el reglamento municipal en la materia”, apuntó.

Asimismo, refirió que es importante que los municipios tomen las medidas pertinentes en relación a los establecimientos con venta de alcohol que permiten la entrada a niños y adolescentes, y para aquellos que generan contaminación acústica y no cumplen con los lineamientos correspondientes en materia de salubridad.

A su vez, resaltó que es necesario que los municipios potencialicen con más regularidad el desarrollo de programas que fomenten ocios saludables, eso con el objetivo de generar en la población y en especial a la población joven, hábitos distintos al consumo de alcohol.

  • Además, dijo que el ruido que generan esos espacios contraviene los propios procesos de enseñanza-aprendizaje y limita el pleno desarrollo de las infancias

Comentarios