Piedras y palos volaron sobre el bulevar Felipe Ángeles

647
bulevar Felipe Ángeles,Piedras y palos

Pachuca.- Aventando piedras, gritando y agrediendo a quienes quisieran capturar imágenes de su paso, cientos de pobladores del Valle del Mezquital desquiciaron ayer el tránsito vehicular y entorpecieron actividades de personas que iban al sur de la capital de Hidalgo.

Después del mediodía de ayer y tras no estar conformes con la respuesta de autoridades del centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) Hidalgo a sus peticiones de obra pública en diferentes localidades, los manifestantes se tornaron violentos y sacaron a dos funcionarios de la dependencia federal para llevárselos caminando.

Ante la mirada atónita de automovilistas, transeúntes y trabajadores que construyen un distribuidor vial, los inconformes aplicaron sus usos y costumbres en plena capital del estado, al llevarse por la fuerza a los servidores públicos a quienes humillaron con insultos y los hicieron portar cartulinas para exhibirlos.

Después de caminar sobre el bulevar Colosio con dirección a Actopan, a la altura de la glorieta Miguel Hidalgo, el contingente dio vuelta a la izquierda para incorporarse al Felipe Ángeles; donde los manifestantes aprovecharon para recoger piedras, palos y pedazos de escombro que hay por la construcción del puente atirantado.

Entre gritos y consignas, los pobladores del Valle del Mezquital avanzaban rumbo a la Ciudad de México, lo que ocasionó tráfico vehicular y la molestia de automovilistas que debían esperar para continuar su ruta o desviarse por otra vialidad.

Los manifestantes circulaban agresivos, y elementos de Seguridad Pública tanto estatal como municipal mantenían su distancia y observaban el avance sin intervenir, a pesar de que habían privado de su libertad a dos personas.

Agreden a comunicadores

Representantes de medios de comunicación que cubrían la manifestación y querían capturar fotografías o videos fueron agredidos por el grupo violento, en su mayoría hombres, quienes les impedían realizar su trabajo aventándoles piedras y palos; a un reportero lo golpearon y quitaron su celular que utiliza para laborar.

Al principio, en su marcha sobre el bulevar Felipe Ángeles, el carril lateral presentaba avance continuo, sin embargo, a altura del fraccionamiento Villas de Pachuca los manifestantes abarcaron todos los carriles, lo que ocasionó que los automovilistas detuvieran su andar por varios periodos.

La marcha también afectó a los cientos de usuarios del Tuzobús, ya que unidades de la troncal del sistema de transporte masivo presentaron retrasos, además de que temporalmente solo llegaban a la estación Felipe Ángeles, por lo que las personas, que en su mayoría eran estudiantes que salían de la escuela, tuvieron que caminar trayectos largos para llegar a su destino.

Tras más de tres horas, integrantes del grupo antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), apoyados con elementos de la Guardia Nacional (GN), hicieron su aparición en las inmediaciones del Centro de Control, Comando, Comunicaciones, Cómputo, Coordinación e Inteligencia (C5i) para rescatar a los retenidos.

Sin embargo, los pobladores detuvieron su marcha a la altura de la gasolinera ubicada frente a dicho complejo en la carretera México-Pachuca, debido a que los servidores públicos requirieron una ambulancia por emergencia médica y posteriormente fueron trasladados a un hospital; por lo que no fueron rescatados por los efectivos de Seguridad Pública.

  • Los manifestantes circulaban agresivos y elementos de Seguridad Pública mantenían su distancia y observaban el avance sin intervenir

Comentarios