El gobernador Omar Fayad mostró ayer su postura respecto al tema de la instauración de órganos de control al interior de entes autónomos, entre ellos en la UAEH. Llama la atención, en primer lugar, que el asunto lo atribuyó al Congreso, pues aclaró que en la iniciativa que presentó originalmente el ejecutivo estatal no incluyó ese tema. En segundo lugar, el gobernador pide no considerar esta controversia como un asunto político, sino estrictamente jurídico. Dijo que lo han querido subir a confrontarse al ring, pero que ha preferido mantenerse al margen. También se pronunció porque el asunto se dirima en el poder judicial, como se prevé habrá de llevarse a cabo, luego que la propia UAEH ya anunció que prepara su defensa en tribunales. Además, el mandatario, quien es egresado de la UNAM, dijo que respeta la autonomía, aunque acotó que en cuanto a libertad de cátedra y elección de representantes; pidió diferenciar que los órganos de control se refieren estrictamente a un asunto de obligaciones de transparencia. Bien que el mandatario haya manifestado su postura. Lo que olvidó o no mencionó es que la Autónoma ya es sujeta de obligaciones de transparencia a través de organismos autónomos a ella como las auditorías superiores del estado y de la Federación, y otras instituciones auditoras de carácter privado. Lo relevante es que hay varias posturas, incluida la del gobernador, que coinciden en que el asunto deberá resolverse por los cauces legales. La batalla será dirimida en el ámbito de las argumentaciones y el razonamiento constitucional. Ya veremos. De filón. En el PRD eligen este viernes a su nueva dirigencia estatal. ¿Llevarán a cabo de manera civilizada su proceso o terminarán de autoexterminarse las tribus que aún conviven en su interior?

Comentarios