En el marco de las actividades de la Feria Internacional de la Salud fue desarrollado el tema

Pachuca.- Ante el aumento del número de personas adultas mayores, resulta urgente promover la cultura del envejecimiento activo, además de políticas que garanticen la calidad de vida del adulto mayor, plantearon especialistas en conferencias y plenarias en el marco de la Feria Internacional de la Salud (FIS), que fue efectuada del 13 al 20 de mayo en el Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

La actividad física es clave para la calidad de vida del adulto mayor, destacó el investigador del Instituto Nacional de Salud Pública Santiago Andrés Henao Morán en la conferencia “Beneficios de la actividad física en el adulto mayor: Prevención de las enfermedades crónicas” que desarrolló en el auditorio Nicolás Licona Ruiz.

El especialista detalló que actualmente la inactividad física es el segundo lugar entre los factores de riesgo para la mortalidad a nivel mundial. Ante ese problema, enunció los beneficios de la actividad física, como la disminución de tensión arterial en hipertensos, regulación de la glucemia, mejora de la digestión y ritmo intestinal, menor incidencia de cáncer de colon y de mama, mayor utilización de la grasa corporal y mejor control del peso, además de ayudar a la función de las articulaciones, mejorar la memoria, la capacidad cerebral, el estado de ánimo y promover la integración a la sociedad.

A ello, agregó como resultados positivos la reducción del riesgo de muerte temprana y menor probabilidad de padecer cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares, colesterol o triglicéridos altos, diabetes tipo dos, síndrome metabólico, fracturas de cadera o columna y depresión.

Al diferenciar el ejercicio del deporte, mencionó que el primero es una acción planificada, estructurada y repetitiva, dirigida hacia un fin y que modifica las aptitudes físicas, mientras que el segundo es una actividad física especializada, de carácter competitivo que requiere de entrenamiento físico a altas intensidades, además de que está reglamentada.

En el mismo sentido, durante la plenaria “Resultados del proyecto nutrición y calidad de vida del adulto mayor, retos para la atención gerontológica integral”, los ponentes plantearon desafíos como el envejecimiento demográfico, la transición epidemiológica, la ausencia de profesionales y especialistas en el área, la falta de programas o intervenciones estandarizadas dirigidas a la prevención y cultura del envejecimiento activo, y la ausencia de políticas y estrategias gerontológicas.

El jefe de enseñanza, capacitación e investigación del Instituto para la Atención de las y los Adultos Mayores del Estado de Hidalgo (IAAMEH) José Alfredo Méndez Díaz resaltó que la población de edades avanzadas tiende a incrementarse, por lo que se necesitan mejores servicios y atención para ayudar a que se propicie un envejecimiento de forma saludable y digna.

  • La actividad física es clave para ese sector de la población, destacó el investigador del Instituto Nacional de Salud Pública Santiago Andrés Henao; además, agregó que la inactividad es el segundo lugar entre los factores de riesgo para la mortalidad a nivel mundial

Comentarios