Tula.- Luego de ser retenidos por habitantes de Santa Ana Ahuehuepan, en Tula, tres elementos del Ejército fueron entregados a mandos de la Policía militar, cuando vecinos de esta localidad amenazaban con lincharlos.

Aparentemente durante la madrugada realizaban un operativo anti huachicol, tras enfrentamiento con civiles un sujeto perdió la vida, otro más resultó lesionado y según los habitantes otro joven más fue detenido por los soldados.

La molestia de los pobladores radicó en que el Ejército ingresó al centro de la comunidad, realizando detonaciones de arma de fuego contra un vehículo en el cual viajaban los sujetos. Por lo que bloquearon los accesos para posteriormente retener la patrulla militar.

Al lugar arribó el delegado del gobierno Federal Abraham Mendoza quien participó en el diálogo, junto con mandos de la Policía militar.

En las inmediaciones de la comunidad arribaron varios convoys del Ejército, Policía Federal y gendarmeria, quienes se retiraron una vez que la gente accedió a entregar a los militares.

Comentarios