Pobladores retienen a elementos del Ejército

105
elementos del Ejército

Tula.- Luego de un operativo federal donde participó el Ejército y la Policía federal, habitantes de Santa Ana, localidad de Tula, entregaron a tres soldados a quienes habían amenazado con linchar.

Los hechos ocurrieron la mañana de ayer cuando una patrulla militar del 90 batallón, acompañada de otra camioneta de seguridad física de Pemex, atendía un reporte sobre la probable “ordeña” de un ducto, lo que originó la persecución de varios sujetos que se internaron dentro de la localidad.

Como ocurre en esos lugares, donde habitantes impiden realizar operativos, al ver que la patrulla militar perseguía a los sujetos, la población comenzó a organizarse para evitar la detención; según testigos, del convoy con nueve soldados, uno desenfundó su arma y disparó al piso, pero una bala rebotó e hirió en la cabeza a un civil, lo que provocó que vecinos de Santa Ana enardecieran y desarmaran a los soldados para golpearlos.

El saldo fue de cinco uniformados lesionados, tres retenidos, un civil sin vida y dos más lesionados; trascendió que los elementos de la Secretaría de la Defensa fueron hospitalizados con heridas graves.

Para dialogar con la multitud, fue necesario el arribo de Abraham Mendoza Zenteno, delegado de los programas sociales del gobierno federal, además de varios mandos del Ejército, quienes arribaron en un helicóptero de la Sedena.

Dos aeronaves más, uno de la Policía federal y otro de la Marina sobrevolaban la comunidad cuando se desarrollaban los hechos. Al ver que varios elementos federales llegaron a la localidad, vecinos y familiares del occiso accedieron a entregar a los militares, con la condición de que el soldado que disparó sea puesto a disposición de las autoridades.

Sin embargo, las armas de los soldados no fueron entregadas. Hasta el cierre de esta nota, las fuerzas federales permanecían en las inmediaciones de la localidad.

Durante el operativo, no fue solicitado apoyo a efectivos de la Policía estatal, municipal ni de investigación, solamente una unidad de la Agencia de Seguridad Estatal se apostó a varios kilómetros del lugar.

Por lo anterior, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) inició la carpeta de investigación correspondiente por lo que resulte de la muerte de una persona en Tula.

A inicios de la semana pasada, dos hombres perdieron la vida presuntamente baleados por militares en un retén de Cuautepec, lo que provocó que vecinos bloquearan el acceso al lugar.

Comentarios