Pachuca.-

La entidad tiene oportunidades para desarrollar inversión en los sectores de autopartes, eléctrico, electrónico y metalmecánico, indicó Adys Ávila, consultora del grupo Prodensa al ofrecer una conferencia a socios de Coparmex.
Al impartir la ponencia “Zonas potenciales de inversión”, la especialista dijo que la tendencia es que esas áreas se orienten al rubro de electrificación con el fin de dar apoyo al clúster automotriz y así potenciar el desarrollo de vehículos híbridos a nivel local.
“Todo esto con las armadoras chinas que vienen”, dijo.

Destacó que la entidad despierta el interés de los inversionistas en otras latitudes, prueba de ello es que cuatro empresas han expresado a la consultora su interés en la entidad.
La experta reconoció la labor de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) en materia de atracción de inversiones y que es necesario cuidar la manera en que la entidad se proyecta hacia afuera.
“La labor de la Sedeco es buena, se ha tratado de atraer inversión buena, como es la armadora JAC, que abre la puerta a que otros países nos volteen a ver”, refirió.
Ávila también hizo notar que el desarrollo de nueva inversión en la entidad impactará favorablemente en la expansión del sector inmobiliario.

Sobre el tema, el presidente de Coparmex Ricardo Rivera Barquín hizo notar que la economía hidalguense es sensible al entorno económico nacional e internacional, por lo que los retos del gobierno del estado para alcanzar mejores niveles de desarrollo y prosperidad deben atender a lo que sucede en los mercados globales.
De enero a septiembre de 2017, la inversión extranjera directa que ingresó a la entidad sumó 357.2 millones de dólares, según un estudio elaborado por la dirección general de inversión extranjera de la Secretaría de Economía.
Asimismo, subrayó que en el estado se han generado brechas de desigualdad entre las regiones norte y sur, lo cual ha propiciado un mayor asentamiento empresarial en las regiones de Pachuca, Tizayuca, Tula-Tepeji, Tulancingo y el Altiplano hidalguense, donde se aprovecha la conectividad carretera y ferroviaria, así como la disponibilidad de servicios básicos y especializados.

En contraste, la región Huasteca, Tepehua, Sierra alta y Sierra baja registran altos niveles de pobreza y marginación, siendo las actividades primarias la base económica de sus municipios, caracterizados por una infraestructura limitada y escasa actividad empresarial, lo que explica las reducidas posibilidades de mejoría para sus habitantes.
A pesar de ello, precisó, en Hidalgo se han desarrollado vocaciones en sus regiones naturales y en sus áreas de desarrollo industrial, destacando las empresas locales de sectores productivos clave que han aprovechado la posición estratégica en el centro del país.
Precisó que Hidalgo es uno de los mejores destinos de inversión en el mundo debido a su posición geográfica privilegiada, la conectividad carretera y el talento humano que busca su incorporación dentro de empresas que vayan de acorde a su perfil.
Por lo anterior, concluyó, es necesario que los empresarios trabajen en conjunto con los actores gubernamentales que permitan establecer las condiciones necesarias para lograr inversiones trascendentales para el estado y con ello propiciar el bien común para los hidalguenses.

Comentarios