Poéticas jóvenes. ¿Cuál es la ideología del joven contemporáneo?

280
conteporeano

ALEJANDRA RODRIGO
Pachuca.- Rodolfo Obregón, director de escena, maestro de actuación, director de la revista de repertorio UAQ, articulista de la revista Proceso, ensayista, escritor del libro Utopías Aplazadas, Ludwik Margules, memorias, traductor del libro Un actor a la deriva, de Yoshi Oida, entre muchos trabajos notables en la escena mexicana, se presentó ayer en el Foro Escénico, con el conversatorio “La historia de la teatralidad y la juventud”, dentro del programa Poéticas jóvenes.

La sesión se tornó en la realización de un panorama histórico sobre las formas en que el lenguaje teatral se ha trasformado a lo largo del tiempo en la escena mexicana; iniciando con una reflexión sobre la idea de la niñez que permeaba a principios del siglo XX, para la cual era pertinente un tipo de espectáculos que evocaba la idea del cuento mientras que en la actualidad, el teatro mexicano para niños requiere un tratamiento de didáctica social y conceptualmente incisivo.

Para empezar hablar de cómo la escena mexicana tuvo una ruptura a finales de la década de 1950, resultó imprescindible mencionar ese movimiento de jóvenes reunidos por una idea Poesía en Voz Alta. Donde un grupo de inconformes con la situación social, política y ese nacionalismo artístico, efectuó diversas propuestas que abrieron el camino hacia un teatro de concepto, que sucedió en la década de 1960.

Los movimientos más importantes en la historia del teatro mexicano corresponden recíprocamente ante un comportamiento político y la transformación humana de la década de 1960. El surgimiento de revoluciones ideológicas y sexuales resignificó el espacio teatral. La juventud se negaba a ser adulta y lucharon por preservar la idea de la juventud eterna.

Dice Rodolfo Obregón que gracias a ese rompimiento de responsabilidades sociales con respecto a la edad biológica en México, surgió una especie de maduración escénica, la puesta en escena es el concepto. La convivencia del teatro clásico con una estética urbana, la renovación del lenguaje oral, la integración de los artistas plásticos, ofrecieron complejidad a las nuevas formas de ser en la escena.

Otro momento histórico relevante para nosotros, es el Teatro Universitario, “jóvenes” actores y directores que trabajaban circunstancialmente para un público “joven”, provocó una sinergia ideológica que se expandió hasta el teatro chicano y al latinoamericano con su creación colectiva. Todo eso rompía con un esquema de ejecución teatral, la figura del director y del dramaturgo como poseedores del teatro, así se produjo un teatro que respondía a los acontecimientos de su tiempo, con rigor intelectual.

El centralismo poco a poco rompió fronteras para acercarnos a un Oscar Liera, dramaturgo del noroeste mexicano, que reelabora el lenguaje poético sumando el valor documental de su tiempo.

Pero la tragedia llegó a esos idealistas que ante su lucha por la eterna juventud, se volvieron viejos enalteciendo lo que más odiaron en su momento, una política vertical en la que ellos actualmente encabezan la punta.

Como consecuencia de esos movimientos del teatro en México, una condición de severas circunstancias provocó nuevas formas de representar, presentar y accionar en el espacio escénico. La llegada de la multimedia, el Internet y las redes sociales modifican la relación del espectador con el espectáculo. El uso de la transdisciplina es el resultado de todas esas transformaciones que el ser humano ha tenido desde la década de 1990. La segmentación, la soledad y el individuo inducen a ciertas posibilidades de narrar. Pero una duda queda, ¿cuál es la ideología de la juventud actual? ¿Qué deseo mueve a las nuevas generaciones y qué necesitan hacer con ello?

Rodolfo Obregón

  • Director de escena,
    maestro de actuación, articulista de la revista Proceso, ensayista, escritor del libro Utopías Aplazadas, Ludwik Margules, memorias, entre muchos trabajos notables en la escena mexicana, se presentó ayer en el Foro Escénico, con el conversatorio “La historia de la teatralidad y la juventud”
Rating: 4.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios