Chilpancingo.- Luego de permanecer retenidos desde el mediodía de ayer en el poblado Santa Rosa, municipio de Tecpan de Galeana, en la Costa Grande, por integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) finalmente marinos y policías federales pudieron transitar libremente por la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, informó el vocero del gobierno estatal, Roberto Álvarez Heredia.

La UPOEG exigía la libertad de uno de sus miembros, que presuntamente había sido detenido por la Marina el jueves por la noche en el poblado Coyuquilla Norte, municipio de Petatlán, y de quien se desconocía su paradero.

Álvarez Heredia confirmó vía telefónica que finalmente los integrantes de la UPOEG cerca de las 17 horas de ayer permitieron el paso a unos seis vehículos por la carretera federal.

Comentarios