El gobierno de Morena, desde que llegó al poder, está tratando de tapar hoyos y hoyos por todos lados: el huachicol, el narcotráfico, la reforma educativa, la carencia de medicinas, el aeropuerto y ahora la política migratoria. Al presidente Andrés Manuel López Obrador le pasa lo que decimos en la cotidianidad “ya no ve lo duro sino lo tupido”, ahora, EU acusa a México de ser el responsable de la ola de migrantes que se dirige hacia el país vecino del norte.

Como sabemos, por nuestro país pasa una ola de migrantes nicaragüenses, salvadoreños, venezolanos, brasileños, por citar algunos casos, su paso es muy complicado, pues es conocido lo que tienen que vivir esas personas para llegar a su destino: la extorsión de los agentes de migración, de los narcotraficantes, y si son mujeres, la violación; sin embargo, a pesar de todo lo que tienen que pasar, incluyendo el paso de México a EU, lo siguen intentando. La pregunta es: por qué.

Es claro que América Latina ha sufrido colonización, esclavitud y malos gobiernos, acontecimientos que no han permitido que esos países salgan de la pobreza económica, en ese sentido, EU tampoco ha ayudado, nos ha esclavizado monetariamente con deuda externa, pero además ha buscado siempre beneficiar a sus empresas y sus productos; no se ha preocupado porque sus empresas den un salario digno, que paguen los impuestos o que no contaminen nuestros países, a EU no le ha importado el poco crecimiento de la zona. En ese sentido, este país, y no solo los malos gobiernos que hemos tenido (hay pocas excepciones que se salvan de este calificativo), han ocasionado la pobreza de los ciudadanos de casi toda América Latina, quienes ante las pocas expectativas de vida en sus países deciden buscar una mejor posibilidad, aunque sea en otro país, ¿cuál?, pues el más próspero de la región. Entonces, sin importar el tema de fondo, EU busca culpables, uno de ellos: México, pues pasan por nuestro territorio los migrantes, así que debemos de detenerlos sino vendrán las represalias económicas.

Esta es una visión reduccionista y que le conviene a EU creer, ya que no se quiere hacer cargo de lo que ha ocasionado y que ahora le está explotando el tema; sin embargo, tiene razón AMLO cuando dice que para evitar esa ola de migración se deben dar empleos y salarios dignos, coincido con él y me cuestiono, quién en la comodidad de su casa, con su familia, comiendo bien, dice me voy a otro país a sufrir, a mal comer, a poner la vida en riesgo, creo que nadie en su sano juicio lo haría, ¿o usted qué piensa?
Ahora, como dependemos económicamente de EU, porque al igual que los países de América Latina no tenemos desarrollo económico, maquilamos a empresas principalmente norteamericanas y productos que van a EU, así que este país nos tiene agarrados económicamente; en consecuencia, nuestro gobierno, sin importar el color, tiene que negociar con EU, si lo ignoramos nos puede cortar la vena económica y entramos en crisis. Sabiendo esto, Donald Trump, presidente de EU, nos amenazó que si seguíamos permitiendo pasar a los inmigrantes nos castigaría económicamente, ¿qué fácil no?
Que puede hacer AMLO: negociar, así que por ahora Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, tendrá que hacer un ejercicio trapesístico, pues es muy difícil detener esa ola de pobreza en nuestra frontera, sin considerar los que ya llegaron al país, pero lo debe intentar y en 45 días, y por otra, hacer que EU no tome represalias contra nosotros. Así que llegó el momento, AMLO debe demostrar en los siguientes días la fuerza de su equipo: pues si no logra parar la ola migratoria, deberá ser capaz de negociar con Trump, y qué negociará que no nos deje vulnerables. Es un momento crítico, pero cuando un país depende económicamente de otro país, hay cero independencia política de este y tendrá que acceder, y si tiene destreza, podrá defender temas fundamentales para México.

Por ahora, no hay otro camino para el gobierno de AMLO que trabajar en estos 45 días y “disminuir la ola de migrantes a EU”, así que veamos la capacidad de la 4T.

Comentarios