Crear una cierta distancia

Y cuando usted realmente no puede perdonar a alguien, esa especie de condena a revivir con gran detalle las circunstancias del original golpe de coraje y en marcha para siempre, ¿es una condena? No necesariamente. Aun cuando no se puede perdonar, pero entender, que no necesariamente tienen que ponerse en situaciones que conservan altos niveles de ira hacia ellos. La fuerza de su reacción emocional hacia una persona depende del grado de compromiso psicológico que tiene con ellos.
“La ira tiende a encerrarnos en una sola forma de pensar acerca de lo sucedido. Esta interpretación se convierte en una llaga que no se cura”. A menudo, cuando estás enojado con alguien, se tiende a pensar en repetidas ocasiones sobre lo que te hicieron, para que se mantenga lo involucrado emocionalmente con la forma en que te trataron injustamente. Los psicólogos llaman a este patrón de pensamiento repetitivo rumiación, después de que ha pasado un cierto tiempo, un plazo, que es casi como cuando las vacas rumian. Para evitar rumiar, debe dar un poco de distancia psicológica de la situación. Centrarse en otros aspectos de su vida. Cuando usted piensa acerca de la situación, imagínelo desde la perspectiva de uno de sus amigos, no desde su propio punto de vista. Empujando y tratando duramente de verse a sí mismo para mirar desde el exterior, para persuadir a su mente y para pensar en la situación de manera más abstracta. Como resultado, los detalles específicos de lo que hizo esa persona estarán menos disponibles para usted y van a tener menos influencia en su estado emocional.

Replantear la situación

Por último, vale la pena señalar que la ira tiende a encerrarnos en una sola forma de pensar acerca de lo sucedido. Esta interpretación se convierte en una llaga que no se cura.
¿Cómo dar vuelta al cólera y hacerla energía creativa? ¿Cómo canalizar el cólera de votantes, realmente enojados, en una estrategia política? ¿Cómo no entrar en ese mal humor social que se puede convertir en ira? Es como lograr que el malestar social no se convierta en un movimiento antidemocrático o lleno de violencia y demagogia.
Un enfoque alternativo es encontrar otras formas de caracterizar la situación. Expresiones como “cuando la vida te da limones, haz limonada”, son en realidad, psicológicamente hablando, buenas y eficaces porque lo exhortan a mirar su situación actual de manera diferente. Una cosa más, incluso, es que lo que para alguien es una transgresión que le han cometido puede hacer o haber creado otra oportunidad que usted no podría haber considerado de lo contrario. Eso no puede hacer que se sienta mejor acerca de la persona, pero puede hacer que se sienta mejor acerca de la situación.
También, puede tratar de considerar la situación desde el punto de vista de la persona con la que está enojado. Tenemos una fuerte tendencia a asumir que las acciones de otros son impulsadas por las características que tienen (como ser malo, rencoroso, o ser el mal en sí mismo) y no por las circunstancias que los llevan a tomar, decir o hacer esas acciones. Cuando se toma la perspectiva de esa persona, los aspectos de su situación pueden llegar a ser más evidentes, y hasta puede ayudar a entender por qué actuaron como lo hicieron, incluso si todavía no está de acuerdo con ella/el.
Nunca es fácil dejar de estar enojado con alguien e incluso se puede sentir como su comportamiento justifica plenamente permanecer molesto con ella/el. Pero la emoción de la ira puede ser de gran alcance y rara vez nos conduce a tomar la decisión más productiva. Si no puede encontrar una manera de conseguir perdonar, olvidar, sepa bien estimado lector, que no solo estará según usted castigando a la otra persona con su desprecio, es posible que se haga daño a sí mismo, también. Todo lo citado y escrito anteriormente es hecho con el afán de encontrar en esta sociedad actual, de tantos problemas y líos en general, una ayuda para la solución o una forma de jerarquizar las más graves de las que solo son pasajeras y vivir un poco menos abrumado y con mejor salud, con ello luchar por mejorarla al mejorarnos.

Comentarios