Ayer en asamblea, paterfamilias dirimieron el asunto y explicaron que el pleito fue ocasionado por un grupo de personas que no los representa

Tlahuelilpan.- En asamblea realizada la mañana de ayer, paterfamilias catalogaron como un asunto político el conflicto que surgió por la edificación de una barda anexa a la telesecundaria de la colonia Cuauhtémoc, en Tlahuelilpan.

Un grupo de vecinos y exprofesores acusaron la semana pasada su inconformidad por la construcción de una valla que aparentemente beneficiaba a un hermano del edil Juan Pedro Cruz Frías. Primero acudieron a la alcaldía, el domingo tiraron la barda y el lunes fueron a la escuela donde pretendían dar de baja a su directivo Misdrain Bautista y al comité de padres de familia.

Sin embargo, en el encuentro de ayer los tutores decidieron que tanto el directivo como el comité de padres de familia continuarán; además de señalar que el asunto fue político, ya que el grupo que inició la inconformidad no representaban a la mayoría de los paterfamilias.

Las 93 personas que acudieron a la reunión decidieron en su mayoría que no hubiera cambios, además de recalcar que todo fue un asunto político originado por vecinos de la colonia.

En tanto, el directivo Misdrain Bautista comentó que dentro de los acuerdos defenderán la parte que es de la escuela hasta el cercado perimetral.

Además, la autoridad competente deberá ser la que determine si habrá acceso al paso de servidumbre, mientras que continuará el bardeado en el límite del plantel.

Asimismo, Bautista recalcó que en la asamblea nadie pidió o mencionó su destitución, mientras que solo una minoría solicitó la salida del titular del comité de padres de familia.

Agregó que ese tema puede tener otro tinte, pues los paterfamilias conocen el trabajo que él ha efectuado; asimismo, hizo un llamado para que el asunto sea tratado en total legalidad.

En tanto, fue acordado que tanto padres como vecinos levantarán nuevamente la estructura que el domingo fue tirada.

Comentarios