No existe prácticamente ningún municipio hidalguense donde no haya venta de pirotecnia en sus calles, mercados, tienditas de la esquina o plazas públicas, es infalible la pólvora sobre todo en esta temporada decembrina. De manera paralela, es igualmente extraña la presencia de agentes de seguridad que se atrevan a levantar un solo puesto a pesar de que estos operan con total arbitrariedad con el único amparo de la organización comercial. Esta aletargada respuesta despertó el enérgico llamado de atención del subsecretario de Protección Civil Miguel García Conde a los 84 municipios para que a través de las áreas de comercio y abasto supervisen la venta de pirotecnia, con el fin de prevenir algún incidente que ponga en riesgo a la población. Pero el funcionario puso el dedo sobre la llaga. Y es que no existe ninguna autorización para venta de juguetería pirotécnica, es decir los colmados puestos que aparecen por doquier operan con total impunidad al margen de la ley.  Además hizo un llamado a los elementos de seguridad a que revisen puntos carreteros y centrales de autobuses, para evitar un peligro potencial. En la edición de hoy, García Conde afirma que no existe ningún permiso para almacenamiento de pólvora que se comercializa clandestinamente en mercados, tianguis y puestos ambulantes. Apenas esta semana Protección Civil realizó un raquítico decomiso de 65 kilogramos en Huejutla, en Mineral de la Reforma se realizan recorridos pero sorpresivamente no se encontraron explosivos.  Pero aquí hay un dato que llama la atención, en ningún caso se ha visto la incisiva intervención de la Secretaría de la Defensa Nacional en los puntos de venta conocidos por todos, incluso la venta de pirotecnia por Internet en la región Tulancingo continúa.  ¿Acaso se necesita otra tragedia como la ocurrida hace una semana en el mercado de San Pablito, en Tultepec, para tomar cartas? Hay a quienes parece que las vidas humanas son lo menos importante. De filón. Salieron las primeras 90 renuncias trabajadores de la alcandía de Pachuca por duplicidad de funciones. La explicación de la tesorería es no eliminar plazas, pero se podría trabajar con menos personal. O sea sí, pero no, sino todo lo contrario.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios