Pachuca.- Luego de constantes denuncias por parte de locatarios vecinos, además de hacer caso omiso a más de un llamado para moderar el audio de sus bocinas, la dirección de reglamentos y espectáculos de Pachuca clausuró la tienda con razón social Milano, ubicada en la calle Guerrero del centro de la capital.

La clausura del lugar fue llevada a cabo el viernes, pues según comerciantes de la zona, el volumen del audio que la tienda departamental utilizaba para atraer a sus clientes era exagerado e incomodaba a la ciudadanía y negocios cercanos, por lo que solicitaron a la dependencia municipal a intervenir para poner fin a la problemática.

Por su parte, autoridades del municipio dieron a conocer que la dirección de reglamentos y espectáculos acudió al establecimiento en diversas ocasiones para solicitarle al personal moderar el volumen de sus bocinas; sin embargo, solo acataban las indicaciones de manera momentánea y posteriormente intensificaban el sonido.

Además, revelaron que al momento de la clausura se encontraron otras irregularidades, entre ellas, que el permiso de la tienda ya había vencido, por lo que fue cerrada hasta que sus representantes inicien los trámites correspondientes para que puedan reabrir sus instalaciones.

En febrero de este año, la regidora Ruth García Cordero presentó una iniciativa que busca regular el sonido en los establecimientos mercantiles de Pachuca, la cual, está pensada principalmente para beneficio de los menores de edad.

De acuerdo con la funcionaria, el canal auditivo de los seres humanos no termina de formarse hasta los tres o cuatro años, lo que genera que algunos decibeles sean demasiado altos para el espectro de niños y niñas y pueda ocasionarles daño.

Derivado de ello, y del acercamiento que tuvieron sobre el tema algunas organizaciones de la sociedad civil, además que dicha medida ya fue implementada en otros municipios de la República, la propuesta busca ser aprobada por la regidora.

Comentarios