Fue puntual, oportuno, lo que precisó Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, al adherirse al llamado de reconciliación que formuló el gobernador Omar Fayad.

El funcionario universitario, interrogado al respecto, declaró: “La contienda electoral ya pasó y hoy es momento de canalizar los esfuerzos a favor de la unidad de México, en beneficio de todos los ciudadanos”.

Sosa Castelán, al referirse a la excitativa del mandatario hidalguense, la calificó de excelente actitud, la cual permitirá participar en la convocatoria que hizo el virtual presidente de la República Andrés Manuel López Obrador de trabajar juntos, unidos, por el bienestar de todos los mexicanos.

También citó que al aludirse a reconciliación “todos debemos asumir una actitud positiva”.

Manifestó que había que tomarle la palabra a Omar Fayad, refiriendo textualmente: “Vamos todos a sumarnos y a trabajar; particularmente, en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y como presidente del Patronato, nuestro compromiso ratificado y permanente es por la educación”.

Descartó que pudiera tener injerencia en lo que será el nuevo Congreso local, en donde habrá mayoría de diputados de Morena, sin soslayar, en su señalamiento, que él no es legislador.
En la misma forma, el presidente del Patronato de la UAEH apuntó que no ha determinado si se afiliará como militante al Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

No se olvida, por estar aún cercanos los tiempos, que Sosa Castelán fue atacado cotidianamente.

En algunos, se llegó casi al insulto y a la ironía, ante lo cual mantuvo una actitud discreta, sin avivar rencores y sí, al final, tras una contienda electoral inédita, responder a la petición del mandatario estatal, y dejar ya muy atrás calificativos que en nada mermaron la buena marcha de la UAEH.

Anaya desiste

El 10 de julio, el diario Reforma publicó que Ricardo Anaya no regresaría a la dirigencia del PAN, eso luego de su derrota en la elección del primero de julio por la presidencia de la República.
De acuerdo con la información, dos de sus más cercanos colaboradores, Santiago Creel, quien coordinara su campaña, y Damián Zepeda, presidente en funciones del partido blanquiazul, comentaron por separado la decisión del hoy excandidato.
Coincidieron en que, desde antes, el joven aspirante había expresado que no retomaría su encargo si es que perdía la contienda.

Anaya llegó a encabezar al panismo en agosto de 2015.
Se dijo que en una tortuosa ruta había dejado de lado a destacados militantes, entre ellos Margarita Zavala.

Teóricamente podría reasumir funciones, pero son aún muchos quienes lo culpan de futurista aprovechado, sin dejar de reconocer que es hábil orador y operador político.

De acuerdo con expertos, en la sucesión podrían emerger cinco grupos en la disputa.

Eso lo publicó el periódico El Universal, sintetizando que el primero, de corte conservador y que representa un 80 por ciento de militancia, en el que se localizan exgobernadores, parecería ser, en lo numérico, de los más importantes.

No soslayan la fuerza de Anaya para un segundo bloque, ya que todavía lo respaldan dirigentes de comités estatales.
En el tercero se halla Rafael Moreno Valle, quien, presumen, disputará el anhelado liderazgo. A fin de cuentas, se menciona, logró que su esposa fuese ya gobernadora electa de Puebla.
En otro, cuarto, ubican al expresidente Felipe Calderón y, desde luego a su esposa, Margarita Zavala.

Finalmente, ha tomado fuerza la llamada asamblea de gobernadores.

En futuro cercano se dilucidará la contienda, con la posibilidad de que se concertaran alianzas y concertaciones.
Todo parece, empero, que difícilmente Ricardo Anaya continuará en la cima del poder.

René Juárez, sus razones

René Juárez, presidente del PRI nacional, no se soslaya de su responsabilidad en la campaña en que el candidato José Antonio Meade ocupó un insospechado tercer lugar.

El exgobernador de Guerrero aceptó que la elección de candidatos ajenos a la militancia provocó la caída en el proceso.

Consideró que Meade fue excelente candidato, pero no pudo lograr el apoyo de priistas y militantes con la celeridad que se requería.
De su futuro, detalló que después que Andrés Manuel López Obrador reciba constancia de mayoría, habrá un plazo de 60 días para que se convoque al Consejo Político Nacional en que se decidirá si la presidencia concluye su periodo.

El adiós de Ramiro Lara

No dejó de sorprender la renuncia de Ramiro Lara Salinas como procurador General de Justicia de Hidalgo.
En documento turnado el 5 de julio al Congreso local, dio a conocer su decisión, motivada por razones personales.
Hasta ahora no se sabe de otra causa que lo haya llevado a la determinación de dejar el cargo.

En consecuencia, el Ejecutivo estatal dio a conocer cinco nombres para que los diputados, tras acuciosa selección, designen al nuevo funcionario.

Entre ellos hay una mujer, Lidia Noguez Torres, consejera del consejo de la judicatura del Poder Judicial en el estado.
Hasta ahora, solo una abogada ha sido procuradora: Flor de María López González.

Cuentan que en el sexenio de Manuel Ángel Núñez, él se inclinó para que por vez primera una licenciada en derecho fuera nominada. Entre sus cercanos colaboradores se consideraron varios nombres y al final el mandatario escogió a Flores González quien, años después, sería secretaria de la Contraloría hidalguense.
Los otros cuatro considerados son: José Arturo Sosa Echeverría, quien se desempeñaba como fiscal de asuntos electorales de la PGJEH. Curiosamente, a través de un oficio enviado a la Cámara de Diputados local, se separó del cargo.

Carlos Muñiz Rodríguez, secretario de Desarrollo Agropecuario, también fue enlistado. Es, quizá, el que durante más tiempo ha colaborado con el gobernador Omar Fayad.

Juan Alejandro García Godínez, director general de normatividad de la Unidad de Planeación y Prospectiva y, finalmente, Raúl Arroyo, sobrio, contundente en argumentos jurídicos, quien fue presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, delegado de la PGR en el Estado de México y magistrado del Tribunal Superior de Justicia estatal.

Comentarios