A los políticos se les olvida la historia o pretenden jugar con la falta de memoria colectiva. Afortunadamente, las instituciones, pese al desprestigio que las aqueja, funcionan y hacen valer las leyes que tanto costaron a personajes de la vida pública nacional como Benito Juárez o Ignacio Ramírez, cuya lucha hizo posible las Leyes de Reforma de 1857 y, con ellas, la sana y necesaria separación de la iglesia y el Estado. Pero en pleno siglo XXI, todavía hay personas que aspiran a un cargo público y que, o desconocen la historia de su país, o actúan con flagrancia para aprovecharse de la ignorancia y la fe de sus simpatizantes. Es el caso del candidato del Partido Verde Ecologista de México, José Luis Ordaz Ríos, quien hasta ayer era alcalde electo de Omitlán y cuyo triunfo fue anulado por los magistrados del Tribunal Electoral de Hidalgo (TEH), tras considerar que su presencia en un acto religioso influyó para un posicionamiento indebido ante el electorado. Ordaz Ríos participó en una cabalgata religiosa en honor de la Santísima Trinidad, pero no fue lo único. En esa actividad aparecieron banderas del Partido Verde, lo que violenta claramente el artículo 130 de la Constitución mexicana. El apartado E de dicho artículo establece que “los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo en favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna”. ¿El hasta ayer alcalde electo de Omitlán desconoce este artículo de la Constitución? Si es así, entonces no merece ser autoridad, pues ¿quién garantiza que, ya en el poder, no violará sistemáticamente las leyes de nuestro país? Afortunadamente, el PRI impugnó su triunfo y los magistrados, con toda razón, votaron en favor de anular la elección. Ahora falta que la ciudadanía sea informada con precisión y oportunidad para que no se deje manipular con argumentos falaces. De filón. Como reacción al reportaje que publicamos ayer, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) Pachuca, Juan Jesús Bravo, demandó a las autoridades que procuren mayor presencia policiaca en las calles de la capital del estado. Al menos, dijo, los delincuentes serían disuadidos y no actuarán con el cinismo con que lo hacen hoy día, cuando ya ni siquiera se tapan la cara.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios