Las universidades públicas tienen una misión muy clara que está fundamentada en un mandato constitucional: impartir educación, promover la investigación y difundir la cultura. La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) no solo cumple con esa tarea que es clave para el desarrollo de nuestra entidad y por ende del país, sino que lo hace con estándares de calidad que la hacen sobresalir tanto en el plano nacional como en el internacional. No en vano posee reconocimientos como ser el primer lugar en cuerpos académicos consolidados o el lugar 47 en Latinoamérica y el octavo entre las universidades mexicanas, según el Ranking Times Higher Education Latin America (2016). Son distinciones, entre otras, que deben valorarse a la luz de lo que sucede hoy en día, cuando el gobierno estatal mantiene un pasivo con la UAEH por 362 millones 95 mil pesos. ¿Qué le pasaría a la UAEH si continúa su funcionamiento sin estos recursos? Si el gobierno estatal sigue sin pagar lo que le corresponde, entonces la casa de estudios podría incumplir compromisos salariales del personal de la UAEH, dejaría de solventar becas a estudiantes o incluso incumplir con las cuotas al IMSS, al Infonavit, o a los ahorros del fondo para el retiro. ¿Por qué no se han otorgado los recursos que le corresponden a la máxima casa de estudios con los resultados que ostenta? El gobernador Francisco Olvera ayer mismo dijo que por su compromiso como egresado con la casa de estudios buscará que la deuda quede saldada a fin de año. Dijo que el gobierno no tiene recursos para financiar en un solo pago sus responsabilidades con la UAEH, pero que por tal razón lo hacen de manera programada, a plazos, como coloquialmente se conoce. La segunda pregunta es: ¿por qué hacerlo de esa manera y con el tiempo encima? Cuando una institución cumple de la forma en que lo hace la Autónoma de Hidalgo no es comprensible que se escatimen los recursos. Como dice la carta abierta que publicamos en esta edición, apelamos a la sensibilidad y sentido de pertenencia del gobierno con la universidad estatal. Ya veremos si tal sensibilidad lo caracteriza. De filón. Hidalgo sigue a media tabla en cuanto a captación de la inversión extranjera. El reto es no solo subir lugares en la lista, sino aportar más riqueza al total nacional.

Comentarios