Por si no fueran pocas las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) respecto a los casos Radio y Televisión de Hidalgo-Sedesol, la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) también encontró irregularidades respecto al uso de 694 millones de pesos en la aplicación de recursos públicos estatales durante 2016. Esto tanto en el presupuesto del gobierno estatal (Radio y Televisión de Hidalgo, Colegio de Bachilleres del estado y el Sistema Integrado de Transporte Masivo) como en entes públicos tales como el Instituto Estatal Electoral. No podían faltar las observaciones respecto al gasto público de municipios que en 2016 acumularon 258 millones 668 mil 79.84 pesos cuyo uso deben comprobar. También la ASEH encontró otro probable desvío en una universidad estatal, en ese caso la Tecnológica de Tulancingo (UTec) que celebró un convenio multianual con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Ese asunto, como ocurrió con la Universidad Politécnica de Francisco I Madero (UPFIM) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, implica el supuesto mal uso de millones de pesos (en el caso de la UTec 93.5 millones de pesos) que en teoría serían utilizados para la prestación de servicios. No obstante, como ocurrió con la UPFIM, la casa de estudios de Tulancingo subcontrató a terceros particulares para que realizaran el trabajo en contraposición a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. Al leer las observaciones dadas a conocer ayer por la ASEH, es inevitable pensar que los funcionarios encontraron una fórmula para medrar con el dinero público: ya saben cómo hacerlo y el método les ha dado resultado. Afortunadamente, tanto la ASEH como la ASF detectaron esas irregularidades que deben ser aclaradas. Pero si no, entonces la aplicación de la justicia debe ser implacable. Como nunca nuestro país está salpicado de casos de corrupción en todos los niveles de gobierno. Si esto sigue así y no hay castigos ni responsables, tenemos muy malas noticias para nuestro futuro. De filón. Los sindicatos de la UAEH otorgaron una prórroga a la casa de estudios de modo que esa institución continúe negociando con gobierno del estado. No se sabe en qué términos van los acuerdos, pero al menos sabemos que están dialogando.

Comentarios