El boxeador mexicano Saúl Canelo Álvarez no peleará en septiembre y volverá a la actividad a finales de 2019, en espera de concretar el mejor duelo posible para los aficionados. Aunque se esperaba que el pugilista peleara el 14 de septiembre y estelarizara, como en los últimos años, una de las fechas más importantes en el mundo del boxeo, ayer fue anunciado que su pelea sería pospuesta. La promotora de Álvarez informó que tomaron la decisión “estratégica de aplazar su típica pelea de septiembre. La decisión se hizo para asegurar el mejor oponente y darle el suficiente esfuerzo al nivel de promoción requerido para una estrella del boxeo de su magnitud”

Comentarios