México y especialmente Hidalgo tienen una importante historia milenaria en la explotación de minas para la extracción de los minerales. Sin embargo, la actividad económica, en lugar de representar una palanca de desarrollo es símbolo de despojo, depredación de los ecosistemas, explotación laboral y dependencia del exterior no solo para implementar tecnología en su explotación sino para su proceso y comercialización, bajo la mirada pasiva del Estado

  1. Pachuca.- Pese a que la minería, particularmente a Hidalgo, ha dejado una gran tradición y cultura milenaria, así como innovaciones en cuanto a procesos de extracción, sus beneficios para el desarrollo económico y social de las regiones mineras han sido prácticamente nulos.
    El precio que se ha pagado por el desarrollo de esa industria, con vasta riqueza en el estado, ha sido caro, reveló en entrevista para el programa radiofónico “Luciérnaga”, conducido por Elsa Ángeles, Eduardo Cerecedo Sáenz, investigador del área académica de ciencias de la tierra y materiales en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).
    “La minería dejó desechos, muchos jales en muchas zonas, algunas enfermedades en mineros, una gran tradición, una gran cultura minera, innovaciones en cuanto a la extracción, los pastes, pero poniéndolo en una balanza se ha pagado muy caro.”
    Con su postura coincide Eleazar Salinas Rodríguez, también investigador de la máxima casa de estudios y fundador de su Centro de Investigaciones en Materiales y Metalurgia, quien añadió que esos efectos no solo se observan en toda la región de la Comarca Minera, sino también en otras zonas mineras alejadas de la capital.
    “Donde a pesar de que las grandes compañías están explotando el material no se ha derramado en beneficios a la comunidad y lo que es más catastrófico, que la depredación o hasta cierto caso la mala remediación ambiental, ha dejado ríos contaminados y deforestación.”
    Además, continuó Cerecedo, las legislaciones que a la fecha únicamente han favorecido la explotación minera a compañías extranjeras son otro factor que va en detrimento del sector.
    México juega un papel importante en la producción mundial de minerales metálicos y no metálicos, siendo el primer productor de celestina y bismuto, segundo en fluorita, tercero en plata, cuarto en arsénico, antimonio, plomo y cadmio, noveno en oro, 10 en tungsteno y 11 en cobre; todos ellos materias primas fundamentales para los países desarrollados y en vías de desarrollo como México.
    A pesar de esa riqueza natural el país no ha podido aprovechar plena y sustentablemente los recursos, el pacto social principio rector de la Constitución Política ha sido desmantelado con diversas reformas constitucionales, tal es el caso de la reforma en 1992 al artículo 27, que prácticamente fue la privación de los recursos del subsuelo en detrimento
    de todos los habitantes del país.
    Varios expertos en minería como Cerecedo Sáenz y el doctor José Cárdenas, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, coinciden en señalar que el actual marco legislativo que rige a la minería solo genera despojo de tierras con mayor afectación a los pueblos indígenas, a la hacienda pública, a la ecología, a los derechos de los trabajadores mineros y al patrimonio de la nación, pues los beneficios por la extracción de minerales son transferidos fundamentalmente a empresas extranjeras a cambio de casi nada.
    “Se crea un fenómeno que corresponde a un latifundio subterráneo, y así se acelera esta vendimia de los recursos naturales, por estas leyes laxas en materia de medio ambiente, les permite que aquí florezcan”, dijo Cerecedo Sáenz.
    Además, el impuesto de 7.5 por ciento aplicado en el gobierno de Enrique Peña Nieto a las ganancias de las empresas mineras, lejos de beneficiar a las comunidades, como se prometió, solo ha generado clandestinidad en el sector debido a que muchas empresas no podían continuar sus trabajos de exploración, por lo cual optaron por la informalidad.

Hidalgo fue un
centro minero
de gran importancia, aportó al mundo kilos y kilos de plata y otros minerales indispensables en el desarrollo
tecnológico, pero la entidad nunca
ha podido superar los índices de
pobreza y marginación

Para saber

Panorama

El sector minero es uno de los principales motores económicos de México. Su importancia radica en el conjunto de beneficios que se desprenden de esa actividad, como la generación de empleos, de divisas, las inversiones y el crecimiento en conjunto de la actividad con su cadena de valor. Pero también tiene aspectos negativos de gran impacto para toda la sociedad.
De acuerdo con datos de la Cámara Minera de México, publicados el año pasado, la minería se ubicó como el cuarto sector que más divisas generó, con una producción anual superior a 20 mil millones de dólares.
Esa actividad económica está presente en 24 de los 32 estados de la República debido al rico potencial natural, lo que convierte al país en
el principal destino para la inversión en América Latina y el cuarto a
nivel mundial.
Además, México ocupa los primeros 10 lugares en la producción de 18 minerales en los que destaca como el principal productor de plata y el 10 productor 10 de oro a nivel mundial.
Pero en la industria minera de México, no todo son cuentas positivas. Según el Centro de Análisis e Investigación Fundar, mientras 16 por ciento del territorio mexicano ha sido otorgado en concesión para su explotación, el gobierno federal ha impulsado diversas reformas que afectan la política pública referente a la explotación. Por ejemplo, la reforma fiscal creó el derecho especial sobre minería que graba 7.5 por ciento las utilidades que las empresas obtengan, esa medida derivó en un aumento de actividad clandestina.

  1. Hidalgo se ha caracterizado

por un historial de 500 años de actividad minera con gran importancia para el desarrollo del sector en México

2. Actualmente la entidad

es un importante productor de manganeso en el país

3. Ocupa el tercer lugar

en la producción de cadmio y en menor proporción la extracción de oro, plata, plomo y zinc, aunque estos últimos incrementaron sus extracciones durante 2011

Invitados

Eduardo Cerecedo Sáenz
Es ingeniero minero metalúrgico, maestro en ciencias en geología con especialidad en minería y doctor en ciencias de los materiales, todos los grados académicos por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).
Además es perito minero, ha impartido materias en licenciatura, maestría y doctorado relacionadas con la minería, metalurgia y materiales. También ha dirigido tesis de licenciatura, maestría y doctorado.

Eleazar Salinas Rodríguez
Estudió ingeniería minero-metalúrgico en la UAEH; la maestría en ciencia de los materiales no ferrosa en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) en Saltillo, Coahuila; y el doctorado en ciencias químicas en la Universidad de Barcelona, donde obtuvo el reconocimiento Cum Laude en 1998.
Es profesor investigador en la Autónoma de Hidalgo desde 1994. Fue director fundador del Centro de Investigaciones en Materiales y Metalurgia de la universidad; coordinador del programa de doctorado en ciencias de los materiales y líder del cuerpo académico de metalurgia y de ciencias de la tierra de esta casa de estudios. Además de haber sido coordinador de la Red Iberoamericana de Metalurgia Extractiva entre 2008 a 2010.

Historia en Hidalgo

1552 En su estudio lo señalan como el año en el que
Alfonso Pérez de Zamora descubrió la primera mina en Real del Monte

1555 Tuvo lugar la aportación
más importante para la metalurgia del siglo XVI, creada por Fray Bartolomé de Medina, al implantar el método de amalgamación en la extracción de los metales preciosos

1823 Thomas Kinder y John Taylor formaron la Compañía Británica de Real del Monte

1824 El 4 de febrero fue creada oficialmente la Compañía de Aventureros de las minas
de Real del Monte, junto con el Conde de Regla

1906 Una empresa estadunidense adquirió todos los derechos e instaló una planta piloto en Loreto para hacer en Pachuca pruebas de cianuración. En poco tiempo se convirtió en la más grande del mundo con ese proceso

1927 La Compañía Dos Carlos adquirió las propiedades de la antigua Santa Gertrudis
y San Guillermo; en 1937 se convirtió en cooperativa hasta su desaparición en 1953

Tres años después, el gobierno federal
formó la Compañía Real del Monte y Pachuca. Ese distrito minero produjo en casi 500 años, más de 40 mil toneladas de plata, lo que representó 16 por ciento de la producción nacional y 6 por ciento de la producción mundial

 

 

 

 

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorNuevo sistema penal vs descomposición social
Artículo siguienteEl extranjero, Albert Camus; 1. Outside, David Bowie
Laura Elizabeth Trejo
Egresada de la UAEH, reportera, hecha en este diario, a cargo del mundo de los negocios, doglover, activista de los derechos de los animales, fanática de The Beatles. e-mail: [email protected] Facebook: Laura Trejo