Predicar

Hasta don Benito se cansa del cubrebocas. Como si fuera una analogía social, la escultura del Benemérito de las Américas, en Pachuca, aparece con el protector en el cuello

Comentarios