Preocupa a Trump impacto de Brexit en EU

256
trump

Bruselas

El presidente estadunidense Donald Trump dio un giro de 180 grados en su retórica sobre el Brexit.
Trump se reunió ayer con jefes de las principales instituciones europeas y, según fuentes diplomáticas europeas, el presidente dijo que le preocupa la pérdida de empleos en Estados Unidos que puede provocar la salida del Reino Unido del bloque.
Los impactos sobre EU pueden venir por varias vías: un recorte de exportaciones o efectos negativos sobre Wall Street, por ejemplo.
Una fuente aseguró que Trump habló de los riesgos para la economía global planteados por el Brexit durante una reunión de 45 minutos en Bruselas con Donald Tusk y Jean-Claude Juncker, presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea, respectivamente.
No se conocieron de inmediato más detalles sobre los comentarios de Trump, pero el gesto plantea dudas sobre si todavía cree que el Reino Unido tomó la decisión correcta en el referendo del Brexit en junio pasado.
Atrás queda aquello de que “el Brexit será una maravilla”, una frase pronunciada en enero, tras una reunión entre Trump y la primera ministra británica Theresa May, y que sonó como un revés en Europa.
En el pasado también sugirió que otros países podrían seguir a Gran Bretaña y salir del bloque de 28 naciones, aunque en las últimas semanas cambió públicamente ese punto de vista, alegando que la UE ha estado haciendo un “mejor trabajo” últimamente.
Los que hicieron campaña en favor del Brexit tomaron el socorro de las declaraciones consistentes de Trump de que recompensaría la decisión del Reino Unido de abandonar la UE con un rápido acuerdo de libre comercio con EU.
Sin embargo, los funcionarios de la UE creen que desde su toma de posesión ha llegado a apreciar mejor el valor de la integración europea en Estados Unidos, cuyos líderes empresariales han apoyado en general la forma en que las normas del mercado único ofrecen eficiencias a los exportadores.
Inclusive, según fuentes anónimas estadunidenses, recientemente se puso a Gran Bretaña al final de la cola de los países con los que quieren alcanzar un acuerdo de libre comercio.
Durante una conversación privada el mes pasado, se dijo que Angela Merkel convenció a Trump de que las negociaciones sobre un acuerdo entre EU y la UE serían más fáciles y más beneficiosas de lo que él pensaba.
Se reportó que Trump preguntó 10 veces a Merkel si podría negociar un acuerdo de libre comercio con Alemania, a lo que la canciller le respondió siempre que no, que solo puede negociar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.
“A la 11 negativa de Alemania, Trump finalmente captó el mensaje: Oh, alcanzaremos un acuerdo con Europa entonces”, contó un funcionario alemán.
Ello sugiere que el acuerdo comercial de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP) entre la UE y EU, archivado tras la victoria electoral de Trump, podría revivirse. Tal desarrollo sería embarazoso para los partidarios del Brexit de alto perfil.
El secretario de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson afirmó después de reunirse con los asesores del presidente Trump en enero, que Gran Bretaña estaría al inicio de la fila para un acuerdo de libre comercio, y despreció la opinión de Obama de que Reino Unido estaría al final de la cola.

Riesgos

  • Presuntamente
    Trump habló de los riesgos para la economía global planteados por el Brexit durante una reunión de 45 minutos en Bruselas con Donald Tusk y Jean-Claude Juncker, presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea, respectivamente

Comentarios