Lima.- Luego de caer en la final ante Chile, el voleibolista mexicano Juan Virgen reconoció que la medalla de plata le dejó un sabor agridulce dado que el objetivo era revalidar el oro que ganaron hace cuatro años en Toronto.

“Es un sabor agridulce, pero hay que ver todas las cosas que hay detrás de esta medallas, todo lo que trabajamos para conseguirla después de ciertos baches que tuvimos, presiones”, mencionó.

Virgen recordó la inactividad que tuvieron durante varios meses debido a lesiones y otras cuestiones y destacó que pese a ello volvieron a meterse a una final de JP.

“Considero bastante bueno el resultado, estuvimos cerca de 10 meses parados, sin competencia, yo me sometí a una cirugía de rodilla. El regreso ha sido complicado porque lo hicimos de cero, fue difícil, pero no imposible, llegamos a la final”, añadió.

Por su parte, Lombardo Ontiveros coincidió con su compañero sobre que les hubiera gustado colgarse el oro. “Chile venía bien, eso es claro, pero estoy contentísimo porque disputamos dos finales de Panamericanos y es algo para contar”.

En el torneo de Lima 2019, la pareja mexicana era la favorita para quedarse con el oro, pero sufrió una derrota en el arranque de la competencia, precisamente ante Chile, que al final le repitió la dosis.

Comentarios