La obra fue grabada en la Universidad de Guadalajara desde finales de 2014, sin embargo, sale hasta ahora como producto del Programa de fortalecimiento de la calidad educativa

Mineral del Monte.-

Con el título Música de cámara orquestal el Instituto de Artes (IA), de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), presentó una nueva grabación musical, la cual será mostrada oficialmente ante el público a lo largo de las siguientes semanas.

La obra, grabada en la Universidad de Guadalajara desde finales de 2014, se presenta ahora como producto del Programa de fortalecimiento de la calidad educativa (PFCE), el cual, como iniciativa de la Secretaría de Educación Pública, opera en modo institucional buscando constituir, a partir del otorgamiento de recursos financieros de carácter extraordinario, un medio estratégico que contribuya al logro de las metas establecidas para la educación superior por el Plan de desarrollo nacional, así como por el Plan de desarrollo institucional de la Autónoma de Hidalgo.

Ambas iniciativas pretenden generar proyectos de índole académico, planeados de modo estratégico y que impacten tanto en la calidad de los programas educativos como en el desarrollo social.

Música de cámara orquestal cuenta con la participación de la orquesta de cámara Higinio Ruvalcaba, así como con la ejecución en carácter de solistas de los artistas y también docentes del Instituto de Artes Alejandro Moreno Ramos, Mauricio Hernández Monterrubio y Fernando Cornejo López.

La grabación, que abarca obras de mediados del siglo XVIII hasta finales del XX, incluye las obras para orquesta de cuerdas Preludio, de Manuel Enríquez; Allegro en mi menor, con autoría anónima, y Dies irae, de Manuel Cerda; asimismo, incluye el fonograma de las composiciones para instrumento solista y orquesta de cuerdas Variaciones para clarinete y orquesta, de Manuel Cataño y con interpretación de clarinete de Alejandro Moreno; Concierto mexicano, de Ramón Noble y ejecutado con guitarra por Mauricio Hernández, y Concierto de San Ángel, de Gerardo Tamez y con Fernando Cornejo como guitarrista.

Tanto la orquesta principal, como los músicos solistas, quienes trabajaron bajo la dirección de los maestros Vladimir Milchtein y Konstantin Zioumbilov, han destacado a lo largo de su trayectoria por su labor musical y académica que ha versado, en gran medida, en el rescate de obras musicales, así como en la búsqueda por impulsar el desarrollo de ese arte, con el fin difundir la producción musical de los compositores mexicanos y latinoamericanos.

Emilio Casco Centeno, musicólogo y pianista que se desempeña como profesor investigador de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y quien fue el encargado de escribir el prólogo de la obra, comentó que: “La enorme experiencia de cada uno de los músicos y la unión de esfuerzos dieron como resultado un fonograma en el que se conjuntan conocimiento, voluntad y prestigio, a través de una música cuyo tenor son las cuerdas y en donde la guitarra y el clarinete crean una experiencia musical enriquecedora”.

Comentarios