artistas mexicanos,FINI

Se trata de la fotógrafa Tatiana Parcero y el artista visual Edgar Ladrón de Guevara

Mineral del Monte.- Como parte de las actividades del Festival Internacional de la Imagen (FINI) 2019, la fotógrafa Tatiana Parcero y el artista visual Edgar Ladrón de Guevara presentaron una retrospectiva de sus obras, en donde expusieron la evolución de su trabajo, intereses y forma de expresarse al mundo.

En el auditorio del Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), los asistentes descubrieron el cambio de los artistas mexicanos y sus principales piezas visuales, las cuales los han hecho trascender por su calidad creativa.

Parcero indicó que desde joven comenzó a interesarse por la fotografía y, a través de un taller, exploró la forma de captar imágenes y expresar lo que ocurría a su alrededor. Tras estudiar psicología, realizó su primera serie dedicada al autorretrato y al cuerpo.

En esa colección, mencionó, el autorretrato surgió como un elemento más del autoconocimiento, en donde hacía un recorrido por sus emociones, ya que después de planear cómo debían quedar las imágenes hacía un performance frente a la cámara para poder captar lo que deseaba representar.

Fue hasta que cursó una maestría en Nueva York, Estados Unidos (EU), cuando comenzó a buscar otras formas de impresión de la imagen. Durante su estancia en esa ciudad creó una serie que narra lo que sucede con las mujeres que están lejos de su país y sus derechos.

Aunque actualmente sus fotos ya no son imprimidas en acetato por cuestiones ecológicas, la fotografía digital le ha permitido crear otras obras visuales generadas a través de layers, en donde integra naturaleza y cuerpo.

Posteriormente, Edgar Ladrón de Guevara presentó su trabajo fotográfico creado a partir de pequeñas intervenciones, en donde expresa de una manera surrealista su interior. Durante la charla que ofreció, mencionó que desde muy pequeño inició a captar imágenes con una cámara.

El artista se formó en las disciplinas de la fotografía y los medios alternativos en la School of Visual Arts de Nueva York, gracias a la beca Fulbright-García Robles.

Además, ha recibido diversas becas y realizado residencias artísticas en el extranjero; fue ganador del Premio de Adquisición de la octava Bienal de Fotografía en México y actualmente es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Al obtener la beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) para jóvenes creadores, fotografió una comunidad menonita. Después de lograr las imágenes a las que llamó Dead without end, decidió imprimir su trabajo en telas, algo que consiguió después de realizar varias emulsiones.

Con obras como “Beso esencial”, “Caligrafía”, “Interior landscapes” y “Requiem for my bro”, exteriorizó su interior a modo de paisajes imaginarios que reflejaban sus sentimientos de acuerdo con los momentos de su vida.

En “Requiem for my bro” representó los últimos momentos de vida de su hermano, quien falleció a causa de cáncer.

El recorrido mostró algunas construcciones realizadas a partir de clavos, manchas de pintura roja, cintas, ramas, cabello, cuerpos, ojos, parques, hormigas, semillas y líneas en palmas de las manos.

Al finalizar las exposiciones, los artistas mexicanos reconocieron la labor de la UAEH por abrir un foro de gran calidad que permite que virtuosos del arte den a conocer su trabajo.

Comentarios