campaña,aborto

Pachuca.- La organización Católicas por Derecho a Decidir presentó ayer la campaña “Otra mirada católica del aborto”, la cual busca, entre otras cosas, disminuir la culpa asociada a la interrupción del embarazo entre jóvenes.

Además, pidieron que en apego a la doctrina que predicó Jesús, no sean juzgadas las mujeres que toman esa decisión. “Jesús no predicó el miedo, sino el amor, la libertad y la responsabilidad”, dijo una de las integrantes.

María de la Luz Estrada, coordinadora del área de violencia y derechos humanos de la agrupación, llamó a la jerarquía de la Iglesia católica y a la feligresía a respetar la decisión de las mujeres de interrumpir un embarazo y no juzgarlas.

Lo anterior, debido a que la autoridad católica promueve mensajes que criminalizan a las mujeres que por alguna razón no pueden continuar con el embarazo.

Esa estrategia fue presentada en el marco del debate que se vive en el ámbito local a causa de la iniciativa de reforma al código penal de Hidalgo en busca de permitir la interrupción legal del embarazo hasta la semana 12 de gestación.

La campaña también apuesta por ofrecer una respuesta a las mujeres que se enfrentan a una decisión de ese tipo.

La activista precisó que aun cuando la interrupción del embarazo es una decisión complicada y contraria al pensamiento de las personas, dentro de la fe católica existen principios y normas que garantizan que las decisiones de las mujeres en ese tema sean respetadas y respaldadas.

“No puede haber pecado cuando han seguido los dictados de la conciencia convencidas de haber tomado la mejor decisión”, dijo.

La organización puntualizó que no juzgar al prójimo es uno de los principios de la fe católica, por lo que no es posible amar al otro cuando se le enjuicia, “están haciendo lo mismo que con Jesús, criminalizarlo”.

Por su parte, Julián Cruz Alta, asesor teológico de Católicas por el Derecho a Decidir, mencionó que el código del derecho canónico establece siete excepciones para la aplicación de una meta para las mujeres que aborten, en ese caso, la excomunión.

Esas son: cuando la mujer es menor de 16 años, cuando ignoraba que violaba la ley, si actuó por violencia o de manera accidental, cuando actuó por miedo, si lo hizo por necesidad, para evitar un grave daño, en legitima defensa o cuando carecía de uso de la razón.

Ello implica que el aborto está despenalizado desde 1981, cuando ese código fue emitido, “por lo cual, los legisladores que en nombre de su religión se oponen a la despenalización del aborto, pues les informó que en su Iglesia está despenalizado desde esa fecha”.

En ese contexto, la agrupación manifestó que 80 por ciento de las mujeres que abortan en la Ciudad de México son católicas. Además, de 2007 a 2019 se han realizado en esa entidad 212 mil 196 interrupciones legales del embarazo, de las cuales mil 139 corresponden a mujeres de Hdialgo.

campaña,aborto

Comentarios