El original es una colección de cantos de los siglos XII y XIII

Mineral de la Reforma

Más de 200 personas en escena incluyendo al Coro del Instituto de Artes, el coro de niños Esperanza Azteca y los 80 músicos de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH), brindarán el concierto Carmina Burana, obra de gran popularidad compuesta por Carl Orff.
Asimismo, la soprano Erika Alcázar Macías, el barítono Mariano Fernández González y el tenor Oswaldo Hernández Otero, serán los solistas encargados de llevar al escenario la cantata del compositor alemán.
Libre por convicción Independiente de Hidalgo platicó con el tenor que además forma parte de la OSUAEH como uno de los violistas. “Esta obra son cantos profanos, porque se divide en varias partes, le cantan a la diosa de la fortuna, a la primavera, a la naturaleza en general, en ese entonces no era permitido hacer eso, alabar algo así”.
Para el músico estar en una posición distinta a la de cada viernes significa una buena oportunidad y una sorpresa muy agradable. “Tengo nervios y es una experiencia muy bonita. Tocar con una orquesta profesional es muy diferente, el ambiente es más exigente y tiene que haber mayor cuidado. Pero cantar es algo muy emocionante para mí”.
Señaló que el público no debe perderse el concierto, ya que “debería conocer de todo, a conocer lo que hacemos, hay gustos para todo pero no es lo mismo que la música orquestal que es tan compleja y sí es difícil de entender pero por eso hay que irse acercando, la música de Carmina Burana es fácil de escuchar y es muy atractiva.
Gaétan Kuchta, director artístico de la OSUAEH, aseguró que es una obra que trata diversos temas y tiene una fuerza que impresionará a los asistentes. “La música está envuelta en un halo de misterio medieval, aborda temas como la suerte, el destino, los placeres de la vida y el amor, es un himno a la vida.”
El original Carmina Burana es una colección de cantos de los siglos XII y XIII, que se han conservado en un único códice encontrado en 1803 por Johann Christoph von Aretin en la abadía de Bura Sancti Benedicti (Benediktbeuern), en estos poemas se hace gala del gozo por vivir y del interés por los placeres terrenales, por el amor carnal y por el goce de la naturaleza, dan una visión contrapuesta a la que se desarrolló en los siglos XVIII y segunda parte del XIX acerca de la Edad Media.
Todavía quedan algunos boletos en los diferentes puntos de venta en Chikita Café, Wings Army, Cosmos Boutique, hotel Holiday Inn Express, Agencia de Viajes Lizarra y tiendas Garza Shop, así como en las oficinas de la OSUAEH.

Participantes

  • 80 músicos
    de la OSUAEH
    94 integrantes
    del Coro del Instituto de Artes
    44 niños
    del Coro Esperanza Azteca
    Tres solistas
    para interpretar la cantata

Comentarios