Presentará OSUAEH segunda entrega de “Los grandes conciertos”

885
uaeh

La orquesta estará acompañada por el oboísta Carlos Rosas

Mineral de la Reforma

Con la presencia del oboísta Carlos Rosas, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) llevará a cabo la segunda parte del ciclo “Los grandes conciertos”.
Hoy en el aula magna Alfonso Cravioto Mejorada se escucharán las piezas Dos melodías elegíacas de Edvard Grieg, el Concierto para oboe de Richard Strauss y las Danzas sinfónicas de Seguéi Rachmaninov.
En entrevista con Libre por convicción Independiente de Hidalgo, el músico platicó sobre lo que presentará hoy en el noveno concierto de la temporada.

Hace algunos meses el maestro Gaétan me contactó, trabajamos antes juntos y me propuso venir a hacer un programa con la orquesta. Tengo dos años en México y apenas estoy conociendo todo, no me había tocado escuchar la orquesta de aquí.

Para el integrante de la Orquesta Sinfónica Nacional de México será la primera vez que se presente con las y los 80 músicos dirigidos por Gaétan Kuchta, en la gala que continúa con la segunda temporada de la OSUAEH.

Yo voy a tocar un Concierto para oboe de Richard Strauss, es uno de los conciertos más famosos que hay para oboe, es algo que se tiene y se debe de tocar en algún momento de la vida de un oboísta.

Descrita por el propio músico, el Concierto para oboe de Strauss tiene una historia peculiar ya que el compositor alemán nunca quiso componer un concierto para ese instrumento.

Casi al final de la segunda Guerra, cuando el Ejército estadunidense llega a Alemania y por razones del destino a casa de Richard Strauss y la quieren usar como cuartel general, uno de los oficiales era oboísta y reconoció al músico. Cuenta la leyenda que bajó de las escaleras diciendo: Mi nombre es Richard Strauss, compositor de Salomé y no quiero que estén en mi casa, pensaron que era un nazi, pero el oboísta que lo reconoció le preguntó por qué nunca había compuesto un concierto para oboe, dijo que no le interesaba y años después se le ocurre componer un concierto, que es el que voy a tocar.

La obra es una de las últimas composiciones y es de un estilo más romántico y clásico, con melodías tranquilas, además de ser un referente para las y los oboístas.

Muchos oboístas no se animan a tocarlo porque se están exponiendo a cansarse, es mucho más cansado hacerlo en México por la altura, aquí es como si la tocara tres veces seguidas, pero tengo todas las expectativas del mundo, estoy muy emocionado.

Carlos Rosas es el oboísta principal adjunto de la Orquesta Sinfónica Nacional de México y miembro del Amsterdam Intercontinental Ensemble; actualmente participa como oboísta invitado en el Centro de Experimentación y Producción de Música Contemporánea del INBA.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios