El ajustado panorama financiero que asola al país obliga al gobierno de Omar Fayad a realizar una cirugía reconstructiva al Presupuesto de Egresos de este año. Esta modificación inédita busca redireccionar el ejercicio del gasto hacia acciones estrictamente prioritarias. El mensaje de la tesorera Jessica Bancas es claro: adiós al despilfarro, a proyectos superfluos y vicios administrativos que están enterrados en el tejido en la administración pública estatal. La reingeniería financiera deriva de los cambios a la estructura del Ejecutivo, la extinción de dependencias y creación de otras obliga a hacer ajustes que impacten positivamente en objetivos específicos. Después de la aprobación del Presupuesto de Egresos 2017, el Congreso de Hidalgo dio 180 días, a cumplirse a mediados de junio, para presentar las adecuaciones correspondientes sobre los recursos que ejercerá la “renovada” administración. Para ello se anticipa un consenso entre los titulares de las diferentes dependencias, quienes presentarán su pliego de necesidades, posteriormente vendrá una evaluación del financiamiento disponible. Pero, ¿de qué se trata esta nueva política? En entrevista con Libre por convicción Independiente de Hidalgo la titular de Finanzas explica que se buscan objetivos en común entre el gobernador y sus secretarios. Y es que, según Jessica Blancas, en administraciones anteriores el mandatario y su gabinete trazaban políticas dispersas. ¿Qué esperamos de este cambio de paradigma? El primer diagnóstico es erradicar el paternalismo ampliamente fomentado en el tejido social y apostarle a proyectos sustentables, pero, ¿y el cambio del chip? Como sea, ya pasaron los primeros 60 días y la Tesorería apenas iniciará la siguiente semana el análisis de lo que será el nuevo, y aparentemente mejorado, presupuesto 2017. Ojalá, por un mejor futuro de los hidalguenses, la reingeniería no se haga sobre las rodillas. De filón. Se le viene la noche al gobierno de Yolanda Tellería. La omisión, que no es exclusiva de su administración, sobre la revisión de las condiciones laborales, despertó el furor priista del dirigente sindical Percy Espinosa.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorPartidos prostitutos
Artículo siguientecartón