Pretendían linchar a presunto ladrón

391
acaxochitlan
Luego que supuestamente robara una camioneta en Acaxochitlán

DANIEL MARTÍNEZ / REDACCIÓN
Acaxochitlán

La mañana de ayer se recibió un reporte sobre el robo de una camioneta, por lo que elementos de la Policía municipal respondieron para auxiliar y perseguir al presunto responsable, quien fue asegurado sobre la avenida Juárez del barrio Tlatempa, en Acaxochitlán, informó el director de Seguridad Pública local Renato Barón Zarza, quien explicó que el detenido es un hombre de aproximadamente 40 años, oriundo de Tulancingo.
Armando López, habitante del barrio Tlazintla, detalló que vecinos le avisaron que le estaban robando su vehículo, una camioneta Nissan modelo 87, por lo que de inmediato se movilizó y llegó al centro de Acaxochitlán, por donde había escapado el presunto delincuente, quien ya había sido detenido.

Una vez asegurado el sujeto, este permaneció en las galeras de la comandancia. La situación fue de conocimiento de pobladores, por lo que un grupo de aproximadamente 200 personas, en su mayoría hombres, se aglutinó frente a la presidencia municipal, con el fin de exigir que los policías entregaran al presunto ladrón para identificarlo y realizar justicia por propia mano.
Entre gritos se escuchaban reclamos de parte de ciudadanos sobre la creciente inseguridad en la localidad, por lo que también exigieron la destitución de mandos policiacos locales.

Se informó que al mediodía arribó la presidenta municipal Rocío Jaqueline Sosa Jiménez para escuchar los reclamos de las personas reunidas afuera de la alcaldía.
Unos minutos después de iniciada la protesta, en rápida acción, elementos policiacos sacaron al presunto ladrón de las galeras de la comandancia para subirlo a una patrulla y llevarlo a instalaciones del Ministerio Público, ubicadas en Tulancingo, con el fin de ponerlo a disposición de autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) e iniciar las investigaciones respectivas.
Mientras la patrulla se alejaba de la cabecera municipal, los manifestantes comenzaron a dispersarse, no obstante, continuaban escuchándose gritos, consignas y exigencias.
Un par de horas después de los hechos, las calles del centro de la localidad, así como alrededores de la presidencia municipal, volvieron a la normalidad, sin embargo, se mantuvo el cordón de aseguramiento por parte de elementos policiacos, como medida preventiva.

Comentarios