Prevén un 2018 complicado para industria de la construcción

415
construccion
Henkel Escorza confió en que el monto se concrete

Pachuca.-

Se espera un 2018 complicado para la industria de la construcción ante la incertidumbre que genera en el sector el hecho de que la inversión por 4 mil 200 millones de pesos, anunciada para el rubro de infraestructura, sufra recortes como ocurrió este año, o bien, no se ejecute en tiempo y forma.

A ese panorama se suma la preocupación ante el efecto que generaría el proceso electoral de 2018 y traería dificultades para el gremio, debido a que arrastran el impacto de un año complicado a causa del recorte presupuestal de 50 por ciento al presupuesto de obra pública, que tuvo lugar en el presente ejercicio y generó déficit en las empresas, recortes de personal e incluso venta de activos como medidas para subsistir.

Lo anterior, toda vez que para 2017 estaba programada una inversión de 4 mil millones de pesos y únicamente fueron asignados 2 mil 200.

Así lo expuso en entrevista el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) delegación estatal Carlos Henkel Escorza, quien enfatizó que a casi 15 días de que termine 2017, el sector aún está a la espera de que se ejerzan recursos por 500 millones de pesos de los 2 mil 200 programados para este año.

“Aún se está a la espera de 500 millones de pesos de Fonregion y Fondo Metropolitano. La semana pasada hubo reunión con Copladehi (Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado de Hidalgo) y nos informaron que se esperaba arribo del recurso esta semana y la próxima, seguramente; aunque no es lo ideal, estaremos contratando estas obras a finales de diciembre”, comentó.

A la fecha, expuso, se han ejercido mil 700 millones de pesos a nivel federal y estatal, por medio del gobierno del estado, Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y pueblos indígenas.

Cuestionado sobre el panorama que se perfila para el próximo año, el dirigente respondió: “Es un esquema complicado, porque anuncian 4 mil 200 millones (de inversión en obra pública), si se dan muy bueno, pero el año pasado fue el mismo esquema, pero no se lograron porque hubo recortes por los temas diversos como los sismos; además, nos preocupa el tema electoral sobre si llegan (los recursos completos), si no empezaremos a tener dificultades, sobre todo porque arrastramos año complicado donde las empresas traen déficit y recortes de personal, así como venta de maquinaria”.

Ante tal panorama, Henkel Escorza confió en que dicho monto se concrete con la esperanza de que generen repunte en la economía, que como a nivel nacional “ha decaído en un porcentaje significativo”.

Mal cierre de año

Recalcó que durante el año que está por concluir las empresas del sector, sobre todo las microempresas, no tuvieron oportunidad de crecer, sino únicamente de mantenerse y sobrevivir.

La obra privada, es decir, la que llegará producto de las inversiones por 27 mil millones de pesos anunciadas por el gobierno estatal, generan altas expectativas en la industria de la construcción como alternativa para crear opciones de trabajo el año entrante.

“En materia de obra privada las expectativas son muy altas, tenemos que asociarnos, hacer consorcios y buscar esquemas de financiamiento, porque por lo general los pagos de las empresas privadas son a largo plazo, de hasta 180 días; tenemos que capacitarnos y certificarnos para acceder a esos contratos”, concluyó Henkel Escorza.

Comentarios