Ciudad de México.-El presidente Donald Trump se alista para revertir el acercamiento en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.
De acuerdo con un reporte del sitio de noticias Político, el viernes el mandatario visitará Miami, Florida, para revelar su nueva política con la isla.
En una serie de órdenes ejecutivas que aún no están claras, según dijeron al medio fuentes cercanas al caso, Trump anunciaría restricciones para aquellos que viajan o hacen negocios en Cuba.
Con ello, el presidente cumpliría una de sus promesas de campaña, pues dijo que daría un revés al histórico restablecimiento de relaciones diplomáticas que el expresidente Barack Obama estableció con su homólogo Raúl Castro desde 2014.
Detrás de la maniobra, señala el medio, estarían el senador de Florida Marco Rubio y el representante Mario Díaz-Balart, dos anticastristas que habrían asesorado a personal de la Casa Blanca sobre el tema.
Pese a ello, señala Político, no se espera que Trump cierre la embajada que Estados Unidos abrió en La Habana, ni que reinstale la política “pies secos, pies mojados”, que permitía a los cubanos volverse residentes legales al tocar suelo estadunidense y cuyo retiro a inicios de este año fue visto como un gesto de Obama hacia Castro.

Comentarios