Prevén magro cierre de año en crecimiento

174
magro
La Coparmex indicó que 2017 concluirá con grandes pendientes

VERÓNICA GASCÓN /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

El año cerrará con grandes pendientes como inflación alta, magro crecimiento y empleos insuficientes, indicó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).
Se espera que 2017 cierre con una tasa de 2.1 por ciento, cifra menor a la esperada al inicio del sexenio, cuando se logró la implementación de las reformas estructurales.
La confederación recordó que en 2013, la Secretaría de Hacienda estimó que la aprobación de las 11 reformas estructurales haría crecer al país a tasas de entre 5 y 6 por ciento.
“Dichas predicciones han resultado ser por demás optimistas. En los últimos cinco años, México ha crecido a un promedio anual de tan solo 2.2 por ciento”, puntualizó Gustavo de Hoyos, presidente del organismo.
Por otro lado, añadió que el gobierno federal anuncia como un logro la creación de más de 3 millones de empleos formales, pero son insuficientes para que los jóvenes tengan acceso al mercado laboral.
“Las autoridades insisten en regocijarse de que, por primera vez en la historia del país, durante un sexenio se ha superado la cifra de 3 millones de empleos formales creados. Sin embargo, esto no es, para nada, un logro.
“Esta cifra supone un rezago constante en el número de empleos necesarios. Para que México pueda dar empleo a los jóvenes que se incorporan a la vida económicamente activa, sería necesario crear 100 mil empleos al mes”, subrayó.
Por ello, dijo, en lo que va del sexenio se crearon apenas 56 por ciento de las plazas de trabajo estrictamente necesarias.
Aún más preocupante es que los empleos generados no han resultado en un verdadero incremento en la calidad de vida de los mexicanos, recalcó De Hoyos.
Además, comentó, la inflación de 2017 se explica por una pérdida de competitividad del peso ante el dólar, ocasionada por la llegada de Donald Trump al poder y la consecuente renegociación del TLC.
También, por los incrementos en el precio de los energéticos que se dieron al inicio del año debido al llamado gasolinazo.
Se estima que la inflación terminará el año en 6.3 por ciento, el nivel más alto desde la década de 1990.
“La visión equivocada que debemos mantener los salarios bajos para reducir la inflación, es cortoplacista y socialmente tóxica. Esta visión supone aceptar que México continúe con niveles de pobreza inaceptables y con un mercado interno carente de efervescencia y capacidad de consumo”, consideró.
El líder empresarial enfatizó que aumentar la inversión pública, reducir el costo de la formalidad y apostar por el crecimiento de la clase media son los grandes pendientes que nos ha dejado este año.
Medidas como esas, afirmó, ayudarían a aumentar la confianza del consumidor que hoy es más baja que la que se registraba en 2012, poco antes de comenzar el sexenio.

Además

  • Gustavo
    de Hoyos
    añadió que el gobierno federal anuncia como un logro la creación de más de 3 millones de empleos formales, pero son insuficientes para que los jóvenes tengan acceso al mercado laboral

Comentarios