Previene ejercicio físico enfermedades cardiovasculares: IMSS

672
ejercicio

Además de lograr elasticidad en las articulaciones

Pachuca

Hacer ejercicio tres o cuatro veces a la semana, por espacio de 30 minutos, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, afirmó Jaime Castellanos Romero, director de la unidad de medicina física y rehabilitación Siglo XXI del IMSS.
Puede ser una rutina tan sencilla como caminar 20 o 30 minutos al día, con ropa y calzado cómodos, o una combinación de ejercicios como trote, bicicleta fija o natación, de acuerdo con las posibilidades de cada persona.
Castellanos Romero explicó que realizar actividad física de forma rutinaria hace posible que niños, jóvenes, adultos y adultos mayores tengan un buen metabolismo, gocen de salud cardiaca, disminuyan su peso corporal, además de mejorar su presión arterial y lograr elasticidad en las articulaciones.
En el caso de bebés, dijo que el mejor estímulo para un buen desarrollo es dejarlos jugar, pues no requieren una metodología. El ejercicio y la convivencia con otros niños y con sus padres es importante para adquirir las habilidades que deben desarrollar según su edad.
Los adultos mayores pueden hacer ejercicio levantando los brazos de manera uniforme, auxiliados de un bastón, cuerdas o palos de escoba que ayudan a realizar el movimiento uniformemente.
El especialista en medicina de rehabilitación del Seguro Social apuntó que los riesgos por falta de ejercicio incluyen lesiones musculo esqueléticas, por hacerlo de manera intempestiva. Al no ejercitarse, contribuimos al sobrepeso y obesidad, que conllevan hipertensión arterial y diabetes mellitus.
Las personas con sobrepeso, abundó, además de que pueden sufrir las complicaciones metabólicas y vasculares que son comunes en ese estado clínico, también pueden tener problemas degenerativos en columna vertebral, cadera, rodillas y tobillos.
Castellanos Romero destacó que el ejercicio también disminuye el estrés y produce endorfinas, sustancia química que produce el cerebro y provoca una sensación de satisfacción y ayuda a aliviar el dolor.

Rutinas

  • Puede ser
    una rutina tan sencilla como caminar 20 o 30 minutos al día, con ropa y calzado cómodos, o una combinación de ejercicios como trote, bicicleta fija o natación, de acuerdo con las posibilidades de cada persona

 

Cinco pasos para fomentar el hábito de hacer ejercicio:

El ejercicio regular es un hábito conocido por promover una salud óptima. Tal vez lo odie o tal vez lo ame, pero es el hábito más valioso que puede tener en su vida.

1. Empiece a hacer ejercicio
con una meta corta y alcanzable que pueda hacer cada día. Cuando está por empezar con el hábito de hacer ejercicio, lo primero que debe tomar en cuenta es iniciar con lo que pueda y ser honesto consigo mismo.

2. Identifique una actividad
(que ya sea un hábito) como recordatorio para hacer su rutina de ejercicio. Su recordatorio puede ser uno o muchos, por ejemplo: la hoja de papel que acaba de escribir en el punto anterior de las metas, una alarma en el móvil, una nota en su agenda, sus zapatos deportivos en la puerta de casa, etcétera.

3. Encuentre una recompensa positiva
justo después de hacer ejercicio. En realidad, el ejercicio por sí mismo tiene que ser su recompensa. Simplemente por los múltiples beneficios que ya conoce como verse bien y sentirse mejor. Además de forma natural se producen ciertas sustancias que generan placer y bienestar.

*Ducha tibia relajante.
*Usar un jabón con un aroma que le guste.
*Agua fría con un toque de limón.
*Un estiramiento con minutos de relax.
*Fruta fresca de temporada.
*Una vela aromática.
*Escuchar su canción favorita.

4. Descargue su cadena
de metas y lleve un registro diario de sus avances. Todos los humanos somos pésimos recordando. Somos engañados por nuestro inconsciente y generalmente tendemos a sobreestimar el ejercicio que hacemos y cuando lo hacemos.

5. Convierta su rutina
de ejercicio en un hábito divertido. Cambie su perspectiva y empiece a hacer ejercicio, viéndolo como un momento para divertirse, aliviar el estrés y desconectarse. ¡Deje de verlo como una tortura china!

Tal vez ya trató con la clase de spinning o de zumba y la odió, o quizá se ha hecho daño en su primer día de pesas. Pero, eso no quiere decir que todas las formas de ejercicio sean iguales.

Comentarios