“El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino el que lo conquista”
Nelson Mandela

El primer Foro de Cáncer y de Cáncer de Mama de Origen Genético y Otros Factores, organizado por la Fundación Bchemokines Molecules and Therapies AC, fue un evento de divulgación científica realizado el sábado 26 de octubre. El registro fue de 13 a 15 horas, dando por finalizado el evento a las 19 horas en el centro histórico de Pachuca, en colaboración con la Fundación Arturo Herrera Cabañas y el Séptimo Estado Producciones.

Se habló sobre los riesgos ambientales y de estilos de vida que nos exponen al cáncer. También se abordaron los procesos celulares y moleculares que conllevan al desarrollo de una tumoración maligna, incluyendo el aspecto emocional y la recuperación ante el cáncer, para aquellos que logran sobrevivir al mismo. El foro se convirtió en un evento de talla nacional para el estado de Hidalgo, gracias a los asistentes que llegaron desde la Ciudad de México, Querétaro y otros puntos de nuestro país. Todo ello, gracias al espacio anfitrión: la sala de las artes de la Fundación Arturo Herrera Cabañas, a la cual asistieron más de 30 personas.

Las conferencias fueron realizadas ad honorem por la doctora Silvana Beatriz Pertuz Belloso, por la Fundación Bchemokines Molecules and Therapies AC; el doctor Jonathan Lorea, por el Instituto de Neurobiología de Juriquilla, en Querétaro, perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); el doctor Fabián Hernández, por la clínica privada ClinicCat, ubicada en Pachuca, y la doctora Eva Molina Trinidad, por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y docente de la UNAM.

La primera conferencia fue impartida por la doctora en biomedicina Silvana Pertuz, especialista en bioquímica y biomedicina por la UNAM; tuvo un enfoque en los procesos inflamatorios como la principal causa del cáncer y el cáncer de mama. Receptores de quimiocinas (proteínas quimioatrayentes que controlan la respuesta inmunológica inflamatoria), como CXCR4 y CXCR7, ambos receptores de las quimiocinas CXCL12, una de las moléculas involucradas en varios de los subtipos de cáncer. También se abordó el cáncer de mama, en un caso de estudio que correlaciona la contaminación del agua con aluminio y dicha enfermedad. Ese cáncer tiene varios subtipos que aún se están determinando, pero en general se reconoce que los más comunes son: tipo de cáncer de mama estrógeno positivo, HER-2 (Human epidemal growth factor receptor dos o factor de crecimiento epidermal receptor tipo 2) positivo, y el triple negativo (receptor de estrógeno negativo, receptor de progesterona negativo, HER-2 negativo). Este tiene, como en todos los subtipos de cánceres, una asociación con el cúmulo de alteraciones genéticas y celulares que podría estar asociado principalmente con la maquinaria de reparación del ADN, y aunque existe todo un cassette de genes que se alteran, el más estudiado es el gen BRCA-1 DNA repair associated Homo Sapiens, o por su traducción: el gen para el complejo de reparación de ADN BRCA-1, cuyo margen de mutación incluyen más de mil y que está asociado con un tipo de cáncer grave de tipo inflamatorio que suele terminar con la vida de las pacientes rápidamente y está asociado al más del 40 por ciento de los cánceres de mama presentes en la población y más del 80 por ciento de los cánceres de ovario.

Un dato importante es que las alteraciones pueden ser rastreadas en diferentes tipos de muestras humanas, incluyendo la saliva, lo cual no da una ventaja metodológica a la hora de diseñar nuevas pruebas para el diagnóstico temprano del cáncer de mama, lo cual contribuiría a la prevención de la enfermedad.

La segunda conferencia fue realizada por el doctor Jonathan Lorea, especialista en fisiología y neurociencias por la UNAM, quien habló de la participación de la microglía en el establecimiento y desarrollo del cáncer en el sistema nervioso central, que entre varios subtipos de cáncer se presentan los neurogliomas, que en México ocurre solo en el 1.

7 por ciento de los mexicanos; la glía no es más que la sede del sistema inmunológico en el cerebro. Este tipo de tumores documentan bien el efecto inflamatorio y la relación directa con el cáncer, indistintamente del órgano involucrado. Al igual que en otros subtipos de cánceres, el sistema inmunológico establece según las evidencias que se tienen, un equilibrio con las células de tumores durante mucho tiempo antes de que se establezca el tumor, la ruptura de este equilibrio puede estar desencadenado por el microambiente que es regulado por la red de quimiocinas y citocinas, y en el caso específico de los neurogliomas, se describió que la inducción de citocinas proinflamatorias puede llegar a ser una tendencia antitumoral, no así si ocurre una respuesta antiinflamatoria. El papel de esta respuesta lo tiene la microglía, que no es más que macrófagos residentes que tienen funciones muy específicas para el mantenimiento del sistema nervioso central. Estos macrófagos generan quimiocinas, principalmente fractalcina, y MCP (manojitos chemoattract proteins o proteínas quimiociatrayentes de monocitos) o CCL, como se conocen actualmente, y CXCL12 –que ya fue mencionado que está asociado al cáncer–, entre otros factores, generando un bulto o tumoración, que está constituido además de células tumorales, por otras células del sistema inmunológico, principalmente macrófagos de la microglía, macrófagos no residentes, astrocitos, células detríticas, neutrófilos y linfocitos, formando un complejo entre el sistema inmunológico y el tumor, que dependiendo del microambiente puede determinar la inducción de más proliferación celular de las células cancerosas y, finalmente, la migración a través del torrente sanguíneo a otros órganos de las mismas, comprometiendo la vida del paciente.

[email protected]

Foro de Cáncer

Comentarios