A una semana de la ratificación de resultados de los procesos electorales en 20 municipios, ayer el Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo (TEEH) por primera vez anuló una votación tras la jornada del 18 de octubre; el proceso que el organismo echó abajo fue el de Huejutla debido a la violación del precepto de la separación Iglesia-Estado, con acciones como la colocación de propaganda en las inmediaciones de una capilla. Dicha resolución tira el triunfo del Partido Encuentro Social Hidalgo (PESH) con su candidato Daniel Andrade Zurutuza; ese personaje que fue exhibido cuando en un evento de campaña calló a un ciudadano que lo cuestionó mientras presentaba sus propuestas ante pobladores de la localidad Las Nueces en la región Huasteca. Las pruebas que el tribunal utilizó para la anulación fueron que durante los actos proselitistas hubo pasajes bíblicos y bendiciones para los simpatizantes del aspirante de la fracción ganadora, por lo que consideraron que dicha campaña estuvo involucrada con una fe religiosa; por tanto, también otorgaron una amonestación al partido por 4 mil 344 pesos. Ahora falta esperar si no hay impugnación del referido personaje ante instancias federales, ya que tan solo ayer ante la inconformidad con la resolución de los recursos de impugnación promovidos por los procesos electorales de Molango, Huazalingo e Ixmiquilpan del TEEH, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) informó que acudirá ante la sala regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). De filón. Dos años han pasado del lamentable linchamiento de un agente del MP en Metepec, sin que hasta la fecha las autoridades ejecuten las órdenes de aprehensión contra los asesinos, por lo que el padre de la víctima, Leopoldo Vargas, pidió que el homicidio no quede impune y se haga justicia, pues externó pareciera que el caso no avanza. Si eso ocurre con alguien que trabajaba para la autoridad que procura la justicia, qué puede esperarse cualquier ciudadano.

Comentarios