Con Prisciliano Gutiérrez se pueden acuñar durante horas amenas tertulias. No hay espacios para el tedio. Licenciado en derecho, docente, servidor público, político, orador, poeta y escritor, suma un ingrediente más: natural buen humor.

Un ejemplo es la compilación de artículos que retoma en lo que llama Reflexiones de un magistrado.

La obra la prologan Juan Manuel Menes Llaguno, cronista del estado de Hidalgo, y Oziel Serrano Salazar. Sus estilos diferentes, pero concordancia plena en el legado del abogado Gutiérrez.

Por lo grato de leer –y releer– estas reflexiones, se transcriben algunas, un tanto resumidas.

Siempre en la espera

Se fundamenta en una frase del pensador alemán Arthur Schopenhauer: “El hombre está condenado a ser infeliz, porque siempre desea”, y la aterriza en contexto político.

“Un simple ser humano que por diversas razones tiene la oportunidad de ocupar la presidencia de la sociedad de alumnos de la secundaria de su pueblo, después querrá ser regidor; si lo logra, vivirá atormentado mientras no conquiste la alcaldía.

“Su infelicidad lo hará desear otro escalón, otro, otro y otro. Lo importante es no quedar fuera de la jugada. El espacio entre el ciclo que concluye y el próximo, si lo hay, está lleno de angustia.”

Después suma el dicho de conocido ex, de quien no revela el nombre: “El año más difícil para un gobernador es el séptimo”.

Las expresiones petulantes

Prisciliano Gutiérrez alerta de la petulancia idiomática y emplea dos ejemplos de un viejo maestro.

“Fulano interrogó al indígena que transportaba una carga de carbón: ‘Sencillo aborigen, bucólico morador de las selvas umbrías, ¿en cuánto apreciáis el valor pecunario del fardo de manera calcinada que lleva sobre sus omóplatos vuestro rústico pollino?’ y, la otra: zutano llegó a comprar un vaso de leche y dijo al lechero: ‘¿Me hace la gracia usted, de venderme un vítreo recipiente que contenga el líquido perlático que nace de la ubre de la consorte del toro?’”

Voto a las mujeres

Escribió quien fuera magistrado: “Durante el sexenio del presidente Adolfo Ruiz Cortines se tomó la decisión de conceder el voto a la mujer mexicana. Tardío reconocimiento a quienes, de manera ilustre o anónima, estuvieron junto (no detrás) a los varones en la Independencia, la Reforma y la Revolución.

“Recuerdo que un día, al principio de los setenta, a Rocío, mi esposa, casi le daba el soponcio, cuando allá, en San Juan Solís, pasaba ante nuestros ojos, un matrimonio de lugareños: él, gallardo, arrogante, cabalgaba cual mitológico centauro; atrás su mujer, sumisa caminaba sobre sus humildes huaraches, resignada, llevando a cuestas un pesado ayate con leña. Lo bueno es que ya podía votar.”

Luego de cinco años.

Y alude a sentido contraste.

“Decíamos ayer…”

Con esa frase Fray Luis de León, célebre poeta del renacimiento español iniciaba sus magistrales clases en la Universidad de Salamanca. Cuéntese que un día lo condenaron a cinco años de cárcel por el horrendo pecado de traducir El cantar de los cantares al idioma de Cervantes. Cumplido el término, regresó a las aulas y, como si nada, comenzó su intervención con el consabido: “Decíamos ayer”.

Y del poder

“Don Tobías Cruz Esparza, nativo de San Francisco Tecajique, municipio de San Agustín Tlaxiaca, fue alcalde de El Arenal. Hombre fuerte en la región de Actopan y en todo el estado gracias a su cercanía política y amistosa con Don Javier Rojo Gómez.

“Disfrutaba las canciones románticas o bravías con sus numerosos amigos.

“No olvido lo que me dijo un día, después de sellar nuestra amistad (que, por intrigas y malentendidos, pudo terminar en tragedia, antes de nacer): ‘Cuando llegas al poder son más fáciles de manejar los golpes de los enemigos que los celos de los amigos.”

Como asunto de suerte

“En la vida pública, de manera trianual o sexenal, las especulaciones aportan gran material para divertirse con lo que Luis Kaim llamó ‘El juego que todos jugamos’.

“¿Quiénes serán los candidatos del partido?

“¿Qué harán los perdedores?

“¿Quién ganará la elección presidencial?

“¿El iluminado perdedor se volverá a declarar presidente electo?

“¿Quiénes presidirán las cámaras del Congreso de la Unión?

“Etcétera…”

Prisciliano Gutiérrez anota: “En todas estas etapas, al igual que en las quinielas del futbol y otro tipo de loterías: encuestas, escenarios prospectivos, sesudos análisis y unas ‘inmensas ganas de creer’, el futuro se convierte en nuestro futuro. ¿Quién de mis “cuates” quedará bien colocado?

“Sea cual fuere el resultado, que satisfactorio resulta decir con jactancia: ‘Yo siempre se los dije.”
De Colección Palas Atenea, la primera edición es de septiembre de 2015.

Comentarios