Procesos a largo plazo, mito de Liga Mx

81
Liga Mx

Ciudad de México.- Con el cese de Salvador Reyes como técnico de Santos, el torneo no solo sumó a su noveno estratega que pasa por la guillotina, sino que también dejó al descubierto una vez más la falta de paciencia para los procesos a largo plazo.

Salvo el caso de Tigres, que ha sostenido al técnico Ricardo Ferretti desde 2010, el resto ha sufrido diversos cambios en el banquillo en función de los resultados.

En total 11 clubes tienen un técnico nuevo en este 2019, ya sea por una apuesta que inició desde la jornada uno o por las salidas del resto de los estrategas como ocurrió, por ejemplo, con Querétaro, Toluca y Morelia.

“La directiva, por la presión que tiene, muchas veces ve la obligación de cambiar el proyecto total. Nosotros tenemos que trabajar duro esta temporada”, dijo Cardozo el día de su presentación con Chivas en sustitución de Matías Almeyda, quien llegó en el Apertura 2015 y se fue en el Clausura 2018.

Almeyda, durante más de dos años, gozó de continuidad y coincidió que eso sucedió a raíz de que Jorge Vergara, dueño del conjunto rojiblanco, decidió designar al estratega argentino mánager general del club en junio de 2016 y así tener el control del equipo.

León, que es la actual sensación del certamen al ser el mejor equipo en todos los rubros, apenas tiene seis meses con la dirección técnica de Ignacio Ambriz luego de tomar las riendas en septiembre de 2018.

América cuenta con Miguel Herrera desde el Apertura 2017, un año y 12 jornadas hasta el momento. Previamente, Ricardo Antonio la Volpe estuvo en el banquillo año y medio antes de cambiar de aires.

Cruz Azul, que apenas hace unas semanas estuvo rodeado de rumores de un posible cese de Pedro Caixinha, ha tenido a su técnico desde hace un año y 12 jornadas. Antes de él, Paco Jémez solo duró un año.

Entre los proyectos que más movimientos han tenido en un año y medio destacan Atlas y Querétaro, que han tenido tres entrenadores.

Gallos apostó por Rafael Puente desde el Apertura 2018 y aunque los metió a liguilla por tercera vez en su historia, al final siete derrotas consecutivas le costaron el puesto de director técnico. Mientras que los rojinegros cesaron a Ángel Hoyos que llegaba como solución en los últimos meses de 2018 y ya fue cesado para dar paso al proceso de Leandro Cufré.

En el discurso, los directivos suelen mencionar el proceso a largo plazo, pero en los hechos difícilmente existe continuidad.

Comentarios