La Asociación de Hoteles y Moteles de Hidalgo denunció un caso claro de abuso de autoridad contra un hotel pachuqueño. La historia es esta: personal de la delegación de Profeco suspendió al hotel Independencia, en pleno centro de la capital estatal, por usar las palabras en inglés check in y check out en su tarifario. Esto, según la Profeco Hidalgo, “atenta contra la vida, la salud y la economía de las personas”. ¿Alguien entiende qué tiene que ver ese par frases verbales con el argumento que dieron los funcionarios de esa institución que se supone protege al consumidor? Esta acción es una joya, un ejemplo de cómo las autoridades pueden vulnerar al ciudadano si así lo quieren. Lo paradójico es que mientras la Profeco actúa y clausura un hotel con el increíble argumento citado, la Secretaría de Turismo y los propios hoteleros buscan cómo hacerle para que, en primer lugar, lleguen turistas, y luego, que se queden al menos dos días para que el gasto percápita de los visitantes suba y haya mayor generación de riqueza a través de esta actividad. Ah, pero no contábamos con la diligencia y eficiencia de Profeco que, para cumplir su propósito de defender al consumidor, decidió suspender al hotel con más tradición de la ciudad. Es una acción, por otra parte, típicamente Kafkiana, donde el Estado se erige en un poder infranqueable, impenetrable, con el cual no es posible razonar. De filón. La madrugada de este jueves un intento de asalto a un cajero automático a metros de la alcaldía de Emiliano Zapata dejó un saldo de dos policías muertos y una oficial herida. El parte informativo asegura que fueron 20 sujetos quienes emprendieron el asalto. ¿Alguien cree que este hecho sea producto de un simple asalto?

No votes yet.
Please wait...

Comentarios