El local vendía ese alimento en 17 pesos; 2.50 más caro que el promedio establecido

La procuraduría verificó más de 100 establecimientos en la entidad y únicamente uno resultó con anomalías

Pachuca.- Por abusar en su lista de precios, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) suspendió una tortillería localizada en Ciudad Sahagún, en Hidalgo. El establecimiento vendía el alimento en 17 pesos por kilogramo (kg), cuando su valor promedio en la entidad es de 14.50, es decir, 2.50 pesos más.

Este contenido esta reservado para los usuarios registrados ¿YA ERES SUSCRIPTOR? CONÉCTATE AQUÍ o SUSCRÍBETE

Lo anterior lo informó la titular de la Oficina de Defensa del Consumidor (Odeco), Zona Metropolitana Pachuca, Italia Almeida Paredes, quien explicó que la medida derivó de un operativo realizado ayer por la dependencia en todo el país en el marco de la estrategia de verificación implementada para evitar abusos durante la pandemia del coronavirus (Covid-19).

En la entidad, personal de la dependencia verificó más de 100 establecimientos y únicamente uno resultó con anomalías. A nivel nacional, fue clausurada la venta a 68 tortillerías por abusar en sus precios.

“Los sellos de suspensión se colocaron por vender injustificadamente el kilo de tortilla de forma alta, en el marco de un operativo en las 38 principales ciudades del territorio nacional”, explicó la funcionaria.

Almeida Paredes explicó que la sanción que sería aplicada al establecimiento dependerá del procedimiento administrativo sancionador que actualmente está en curso.

La media federal coloca a ese alimento con un valor de 15.70 pesos, de acuerdo con el procurador Ricardo Sheffield Padilla.

El funcionario anticipó que en algunos casos los negocios infractores podrían ser sujetos a multas de 3 millones de pesos.

Al presentar un balance de las acciones ejecutadas en todo México, reportó que cinco comercios se negaron a que les fueran colocados los sellos de clausura. Algunas de las tortillerías incrementaron entre cuatro y seis pesos el kg respecto al precio en el que comercializaban el producto semanas atrás.

Para que los locales suspendidos puedan continuar con su venta, tendrán que bajar el precio, advirtió la Profeco. Además, continúan los procesos administrativos sancionadores que podrían derivar en multas.

La procuraduría aseguró que, con el acopio de más de 16 mil toneladas de maíz blanco, está garantizado el abasto, por lo que los industriales de la masa y la tortilla no tienen pretexto para abusar y ajustar los precios.

Sheffield Padilla recordó la importancia de la solidaridad en tiempos de pandemia, “no puede haber abusivos”.

Este contenido esta reservado para los usuarios registrados ¿YA ERES SUSCRIPTOR? CONÉCTATE AQUÍ o SUSCRÍBETE

Comentarios