Por no contar con permisos vigentes

Pachuca.-

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró, de manera total temporal, a la empresa Cooperativa La Cruz Azul al carecer de autorización vigente en materia de impacto ambiental, en el proyecto número seis de su planta localizada en Tula.

Personal de inspección de la Profepa efectuó una visita a las instalaciones de la productora de cemento y, al verificar la documentación, encontró que carecía de la autorización expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Por lo anterior, inspectores determinaron imponer como medida de seguridad la clausura parcial temporal del proyecto Construcción y operación de la unidad de molienda de crudo seis, de la empresa Cooperativa La Cruz Azul SCL, al haber fenecido la vigencia de la autorización en materia de impacto ambiental.

Ese proyecto ocupa un área aproximada de 3 mil 588.82 metros cuadrados e incluye equipos como banda transportadora, sistema de conducción de polvos hacia el filtro de bolsas, molino de crudo integrado por cuatro rodillos y mesa giratoria, tirantes hidráulicos, motor y reductor de velocidad del molino, sistema de inyección de gases calientes del horno nueve, mismo que en condiciones normales opera con una carga de alimentación de 280 toneladas por hora, de una carga máxima de 300 toneladas por hora, siendo 93 por ciento de su capacidad de producción de molienda.

El material alimentado al molino de crudo seis es extraído de las tolvas de almacenamiento por dosificadores y transportado por medio de un sistema de bandas, descargando el material en el centro de la pista de molienda; al hacer girar los rodillos que ejercen una presión sobre el material contra la pista, se efectúa la molienda de la mezcla cruda.

Además, se realiza el secado de las materias primas en el interior del molino con gases calientes, provenientes del horno nueve.

La procuraduría continuará con la substanciación del procedimiento administrativo, establecerá las medidas correctivas necesarias e impondrá la multa que en derecho proceda.

Además, continuará vigilando que la empresa, así como todas aquellas que cuenten con proyectos que requieran autorizaciones expedidas por la Semarnat en materia de impacto ambiental, cumplan con sus obligaciones ambientales.

 

Comentarios