Inicio Opinión Artículos Profesores honoríficos

Profesores honoríficos

353

Posiblemente para la gran mayoría de los países desarrollados, tener universidades estatales de clase mundial es parte de su política de Estado; universidades que le dan un fuerte impulso a la ciencia, tecnología y empresa, porque saben su valor y contribución al desarrollo de la sociedad.
Asimismo, para tener universidades de calidad y relevancia internacional, las instituciones educativas tienen y requieren de diversas fuentes de ingresos para financiar su quehacer, formar a su alumnado, además de fomentar la creación y transferencia de conocimiento de excelencia con empresas de diferente alcance y orientación.
Por lo anterior, es muy relevante que la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) mantenga una colaboración académica estrecha con diferentes instituciones, donde estudiantes de las distintas carreras profesionales pueden realizar servicio social y prácticas relevantes.
Con respecto a la importancia del servicio social universitario, el rector de la UAEH Adolfo Pontigo Loyola dijo: “En nuestra máxima casa de estudios somos cuidadosos de los lazos que formalizamos, y permanecemos pendientes de los lugares donde serán recibidos nuestros estudiantes para que cumplan con su servicio social como un primer acercamiento al ámbito laboral, porque son ellos la razón y esencia de ser de una institución como la nuestra”. Agregó: “Simboliza el esfuerzo de nuestra universidad por contribuir a las más profundas aspiraciones de grandeza de los mexicanos”.
Por otra parte, la UAEH reconoció a 47 profesores honoríficos asesores nacionales 2018, quienes compartirán su experiencia laboral en las diferentes unidades receptoras en que se encuentren, como son empresas, institutos y asociaciones civiles, con el objetivo de ayudar e impulsar la formación integral de los futuros profesionistas.
En ese contexto, Joselyn Martínez Ramírez, secretaria general del Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo (TEEH), recibió la distinción de Profesor Honorífico Asesor Nacional y dijo que “los prestatarios, a través del servicio social, tienen la oportunidad de desarrollarse y trascender al compartir sus talentos, habilidades y conocimientos en beneficio de la sociedad, además de transmitir su espíritu joven y emprendedor. Por ello, las unidades receptoras debemos propiciar los espacios donde los profesores honoríficos tenemos la responsabilidad de compartir nuestra experiencia a nuestros prestatarios”.
En efecto, es una labor constante el tender y construir puentes mediante un trabajo continuo de servicios socialmente relevantes, apoyando la formación de muchos profesionistas hidalguenses, que sin una universidad pública fuerte no habrían podido continuar sus estudios, lo que recuerda las palabras de Gabriela Mistral sobre una universidad fuerte: “A la larga se respeta lo respetable, y se acaba por amar aquello que presta buen servicio”.
Los excelentes resultados obtenidos por la UAEH, así como por su Patronato Universitario, en su contribución permanente a toda actividad tendiente a la calidad y mejoramiento de la educación superior, trabajando en pro de una universidad fuerte y de calidad, son motivo de orgullo.

Comentarios