Programas sociales para jóvenes no son privilegios: especialistas

421

Mineral de la Reforma.- El paquete de programas sociales impulsados por el gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, no representan una serie de privilegios para la juventud mexicana, pues están dirigidos a un sector con quien el Estado lleva tiempo en deuda.

Lo anterior lo explicaron en entrevista los especialistas en filosofía, historia y política Santiago Méndez Ramírez, Alejandro Massa Varela y Greta Primero, quienes ayer impartieron la conferencia “Derecho y privilegio en la sociedad de masas”, en el marco de las actividades de la 32 Feria Universitaria del Libro (FUL) que organiza la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Para Méndez Ramírez los programas son parte de un gobierno que está intentando hacer un cambio de fuerzas y en esa conversión le apuesta a que los jóvenes se sumen al proyecto; y aunque consideró que es temprano para conocer los resultados, refirió que pueden salir bien.

“No sería un privilegio porque deberíamos tener la posibilidad de tener trabajo, la realidad es que en México no tenemos las condiciones que permitan meter a la gente al sector laboral, entonces no creo que sea un tema de derechos o privilegios, sino de un sistema político que excluye sistemáticamente a la juventud y a varios sectores de la población a tener una vida digna.”

En tanto, Massa Varela opinó que el apoyo a ese sector poblacional es algo que debe destacar y conservarse del actual mandatario federal, toda vez que no lo sacrificó como parte de su agenda política y resulta relevante considerando la deuda histórica que existe del gobierno.

“Hay una deuda con estos jóvenes peyorativamente llamados ninis, que en realidad son excluidos del sistema económico, en primer lugar; entonces, es un acercamiento que el poder político tiene para saldar y es una de las pocas cosas que mantiene en cierta coherencia de izquierda el proyecto de López Obrador.”

Por su parte, Greta Primero refirió que esos derechos para los jóvenes tendrían que pensarse desde una postura fraternal para entender que aquello que hoy se les ofrece y representa el bienestar para alguien, mañana puede serlo para uno mismo.

“Si un día a mí me va mal, estoy viendo hoy por ti y mañana por mí con esos derechos, estoy pensando que sí se va a producir algo en el mundo, en vez de obedecer a cierto estímulo o interés, obedece a otro que es claramente el de la mayoría de las personas, porque para que mejor destinar recursos de la gente trabajadora que para sus hijos”.

Comentarios