• Productores están preocupados por la prohibición de importar este herbicida

Pachuca.- La prohibición de importar al país el herbicida denominado glifosato, impuesta por la Semarnat, preocupa a productores agrícolas del Valle del Mezquital debido a que esta medida encarecerá los costos de producción y por ende el costo de los alimentos para la población.

Así lo expresó en entrevista para Libre por Convicción Independiente de Hidalgo, Alfredo Gutiérrez agricultor de la región, quien precisó que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) basa su decisión en el argumento de que se trata de un producto altamente tóxico, hecho que es completamente falso.

“Somos los productores los que nos tratamos de defender porque nos quitan herramientas para producir de la mejor manera posible; todo el año y cada día nos enfrentamos a más problemas, dentro de nuestro campo, tenemos el clima, plagas, hierbas y al quitarnos este tipo de herramientas nos está afectando”, indicó.

Explicó que el glifosato es usado por los productores para combatir hierbas de cultivo o plantas invasoras, “estas nos afectan debido a que hay una competencia con las plantas que sí queremos y al final hay una menor producción”.

Señaló que en Estados Unidos hay una problemática relacionada con el uso del glifosato debido a que existen varias demandas referentes a su empleo, “pero eso es más un negocio de la gente, la Secretaría de Medio Ambiente se está basando en eso, pero es información errónea y eso nos está perjudicando”.

En noviembre del año pasado, la dependencia federal prohibió el ingreso de un cargamento de este herbicida al país, sin embargo, aún hay en circulación por lo cual el impacto de esta medida se verá a largo plazo.

Estimó que el costo de producción, por ejemplo, de maíz y cereales, sería de entre 10 y 15 por ciento, “situación que al consumidor también le afectará, porque podemos producir lo mismo, pero más caro”.

La prohibición del uso de este producto también impactará la competitividad del campo frente al resto del mundo.

“Queremos que el secretario de Medio Ambiente nos escuche a nosotros, ya que esto nos va a pegar a todos, no solo a los productores, sino también a la población porque estamos en una economía globalizada y no podemos competir con otros países”, indicó.

Cabe recordar que, a finales del año pasado, la Secretaría en cuestión dio a conocer que no permitiría el ingreso de glifosato por motivos de salud y medioambientales. La dependencia afirma que este insumo representa un riesgo ambiental alto, al existir una presunción fundada respecto de que su uso puede generar un daño ambiental y a la salud irreversibles.

Tailandia y Alemania también hay prohibido el uso de este herbicida. En Estados Unidos hay varias demandas exitosas que afirman que ese herbicida causa cáncer.

“Si se prohíbe el glifosato y otros productos de defensa de los cultivos, los ganadores van a ser los productores de otros países, como EU, que sí usan esos productos, y nuevamente los perjudicados serán los productores mexicanos”, Alfredo Gutiérrez, productor.

Comentarios