Prolongan extradición de Guzmán Loera a Estados Unidos

883
Un juez federal le concedió dos amparos
Un juez federal le concedió dos amparos

SINEMBARGO
Ciudad de México

Por segunda ocasión un juez federal suspendió ayer las dos órdenes de extradición a Estados Unidos contra Joaquín el Chapo Guzmán Loera, emitidas por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), luego de que la defensa legal del narcotraficante interpusiera dos juicios de amparo.
El juez segundo de distrito en amparo penal de la Ciudad de México José Díaz de León le concedió las suspensiones de plano a Guzmán Loera, quien el lunes interpuso dos juicios de amparo para intentar frenar su extradición a Estados Unidos, donde es requerido por diversos delitos relacionados con sus actividades en el cártel de Sinaloa.
Las suspensiones se incluyeron dentro de los amparos 561 y 562/2016 y solo estarán vigentes una o dos semanas, hasta que se dicte en definitiva una sentencia de amparo, retrasando por meses, incluso años, el envío del capo sinaloense a Estados Unidos.
La determinación se suma a otras dos suspensiones que Guzmán Loera ya había obtenido para evitar una extradición exprés.
El Departamento de Justicia de Estados Unidos garantizó a México, mediante cartas de intención, que no aplicará la pena de muerte al Chapo en caso de ser hallado culpable del delito de homicidio. Sin embargo, el abogado del capo, José Refugio Rodríguez, consideró que no hay garantías suficientes de que eso ocurrirá bajo el argumento de que la embajada no tiene poderes suficientes para evitar que la justicia en su país lo condene a la pena capital.

“¿Quién es el embajador para comprometerse a eso?”

, cuestionó Rodríguez en entrevista con The Associated Press. “Es el representante de Estados Unidos para relaciones diplomáticas y carece de facultades para decir que no se aplicará la pena de muerte”, añadió.
Guzmán Loera está recluido en un penal de Ciudad Juárez, Chihuahua, a donde fue repentinamente transferido hace algunas semanas en un movimiento que el gobierno dijo que tenía que ver con nuevas obras para fortalecer la seguridad en el Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México, la cárcel de máxima seguridad de la que el narcotraficante se fugó hace casi un año.

Comentarios