Hace unos días, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) solicitó a las instituciones de salud que garanticen las medidas necesarias para resguardar la salud y seguridad de los estudiantes que están en internado de pregrado y servicio social. Incluso, según informó la propia casa de estudios, Adrián Moya Escalera, director del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa), visitó el hospital general de Pachuca y la clínica del ISSSTE para corroborar que los estudiantes estuvieran trabajando bajo los lineamientos de seguridad dictados por la propia Secretaría de Salud. Pues bien, ayer y tras la demanda que hizo pública la UAEH, la Secretaría de Salud estatal emitió un comunicado en el que aclaró que a los internos y a prestadores de servicio social no les encargarán actividades de alto grado de exposición y que no participarán si no cuentan con el equipo necesario. Además, Salud estatal informó que los pasantes tendrán la protección necesaria de acuerdo con las actividades que les sean encomendadas y que tendrán la capacitación debida. Esas acciones fueron en común acuerdo con funcionarios de instituciones de educación superior que ofrecen la carrera de medicina, de modo que, al menos en el papel, garantizaron la participación de los jóvenes con las debidas herramientas de protección. Es de celebrarse ese acuerdo, sobre todo en momentos de crisis como los que vivimos. Uno de los activos más valiosos en medio de esta pandemia son los trabajadores de la salud y, con más razón, aquellos que están en formación. El Estado en su conjunto debe garantizar condiciones de seguridad, pues de lo contrario, si nuestros médicos y estudiantes comienzan a enfermar, entonces sí estaremos en serios aprietos. De filón. Como adelantamos ayer en este espacio, las medidas que tomó el presidente Andrés Manuel López Obrador no correspondían con las demandas de la cúpula empresarial. Y ayer así lo hicieron saber empresarios hidalguenses, quienes dijeron sentirse sin respaldo y sin iniciativas que les ayuden a hacer frente a los impactos económicos que están por venir por la pandemia de Covid-19.

Comentarios