Promoción de reforma energética costó 2 mmdp

218
CFE

Ciudad de México.- Durante 2013 y 2014, los mexicanos escucharon, vieron y leyeron a diario anuncios sobre las bondades de la reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto. Cada uno de esos 730 días le costaron al erario 2 millones 849 mil 437 pesos que la Secretaría de Energía (Sener), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) le pagaron a medios de comunicación.

El monto total de la difusión de esas 21 campañas, fue de 2 mil 80 millones 89 mil 558 pesos. Es la misma cantidad de dinero que, en conjunto, se destinó en 2018 para promover la atención y prevención de la violencia contra las mujeres, al Programa de derechos indígenas, al Programa para la inclusión y la equidad educativa, al Fortalecimiento de la calidad educativa, Programa de apoyo a la vivienda, a salud materna, sexual y reproductiva, a las políticas de igualdad de género en el sector educativo y los apoyos para la protección de las personas en estado de necesidad.

De acuerdo con las solicitudes 0001800069318, 1857200232118 y 1816400216318, realizadas por Sin Embargo, a esas tres dependencias, las campañas de la reforma energética solo se difundieron entre 2013 y 2014, y tuvieron como objetivo “dar a conocer a la opinión pública la importancia de modernizar y fortalecer el sector energético para convertirlo en una “palanca de desarrollo nacional”, “informar a la población sobre los principales beneficios contenidos en la iniciativa de reforma energética” y “generar un impacto positivo y de aceptación en el 100 por ciento de la población objetivo”, que eran mujeres y hombres, de zonas rurales y urbanas. El rango de edad se determinó de 13 años a 65 o más.

Pero los resultados de esa inversión pueden ser cuestionables. La reforma energética es una de las políticas de la actual administración que más críticas ha recibido, tanto por los daños ocasionados a las comunidades indígenas como por los resultados, que están lejos de lo que justamente se prometieron en todos los spots.

Dos ejemplos sobresalen. Uno, quizá el más controversial, es el gasolinazo de 2017. Con el incremento en el precio por la liberalización del combustible, las protestas en varios puntos del país duraron varios días y no fueron únicamente marchas, sino que la molestia escaló a la toma de vialidades importantes y saqueos a tiendas departamentales.

El otro es la inconformidad de algunos pueblos indígenas y originarios, sobre todo de Chiapas, Oaxaca y Puebla, que desde la implementación de la reforma y del anuncio de proyectos extractivos en sus comunidades se mantienen en protesta permanente para impedir el avance de las obras de las que han señalado, serán devastadoras para su entorno y que económicamente significan poco para ellos.

Para la promoción de la Reforma, quien más dinero destinó fue Pemex a través de cuatro campañas. La primera costó 196 millones 339 mil 950 pesos; la segunda etapa, también pagada en 2013, fue por 325 millones 367 mil 730 pesos.

Para 2014 hubo una tanda más de “Reforma energética” y la tercera fase. La primera costó 209 millones 213 mil 840 pesos y la otra, 18 millones 437 mil 380 pesos.

Los medios televisivos se llevaron la mayor cantidad de dinero en publicitar la reforma y obtuvieron 414 millones 171 mil 700 pesos. Le siguió la radio con 170 millones 327 mil 830 pesos y los diarios, con 76 millones 713 mil 290 pesos.

La CFE en 2013 gastó todo su presupuesto de comunicación social en ese tema: fueron 478 millones 730 mil 180 pesos. Luego, en 2014, pagó por la difusión de “Reforma energética: rendición de cuentas” por 111 millones 996 mil 490 pesos.

La CFE también pagó más por publicidad en televisión y pagó 193 millones 430 mil pesos; le siguió radio con 148 millones 386 mil 170 pesos; prensa con 71 millones 375 mil 980 pesos; Internet con 28 millones 802 mil 800 pesos y también pagó por “mantas”, 10 millones 237 mil 230 pesos.

La Sener, en 2013 pagó 344 millones 006 mil 154 pesos por “Reforma energética segunda etapa”. En 2014, por “Reforma energética 15 puntos”, 434 mil 768 pesos y por “Reforma energética fase tres”, la campaña más costosa, 395 millones 563 mil 066 pesos.

“El petróleo es nuestro […] no a la privatización, sí a la Reforma energética”, “vamos a tener mayor energía y a menor costo”, “Reforma energética: toda nuestra energía para mover a México”, fueron algunos de los mensajes que se difundieron.

Comentarios