Así lo estipula el artículo 33 del recién publicado reglamento para la gestión ambiental de la capital

Pachuca.- De ahora en adelante, el ayuntamiento de Pachuca tendrá la obligación de promover la creación de huertos familiares, comunitarios y escolares, así como azoteas y muros verdes tanto en inmuebles de propiedad privada como en edificios públicos de la ciudad.

Así lo estipula el artículo 33 del recién publicado reglamento para la gestión ambiental de la capital del estado, el cual precisa que para la instalación de terrazas y muros verdes deberá verificarse que no sean ocasionadas o pueda provocarse alguna falla en la estructura de los inmuebles.

Tratándose de edificios municipales, el documento ordena que deberá obtenerse previamente el dictamen estructural expedido por la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano, Vivienda y Movilidad del ayuntamiento, conforme al respectivo proyecto.

Además, en el caso de azoteas verdes, deberá preverse el desalojo del agua de lluvia, conduciéndola a algún sistema de captación o almacenamiento de escurrimientos pluviales o de riego de áreas ajardinadas o, en su defecto, al drenaje.

Por otra parte, en el artículo 35 el reglamento menciona que las áreas verdes de los fraccionamientos y desarrollos en condominio deberán forestarse únicamente con las especies de árboles o palmeras que sean establecidas en la autorización.

Los desarrolladores responsables de los fraccionamientos y condominios deberán presentar a la Secretaría de Medio Ambiente, para su registro y autorización, el esquema de forestación de las áreas, ya que de lo contrario no podrán continuar con los trámites inherentes al avance inmobiliario que pretenden.

A su vez, en la autorización del proyecto de forestación de áreas verdes de los fraccionamientos y desarrollos en condominio será la misma secretaría, de conformidad con la “paleta vegetal”, quien determinará el número y las especies que se prevén plantar en las áreas ajardinadas de glorietas, camellones, banquetas y en los demás bienes de uso común.

Finalmente, apunta que los desarrolladores responsables de los fraccionamientos y condominios deberán entregar a la dependencia, previo a la expedición del recibo oficial de pago y como medida de compensación, la cantidad correspondiente al 10 por ciento del número total de árboles o palmeras autorizados para ser injertados.

Comentarios